Deutsche Telekom ha anunciado que su beneficio neto ajustado del primer trimestre se incrementó un 33,2% mientras que los resultados antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, EBITDA, apenas registró variaciones frente al mismo periodo del año pasado. El ex monopolio estatal de las telecomunicaciones indica que su beneficio neto ajustado en los primeros tres meses del ejercicio fue de 750 millones de euros frente a los 563 millones del mismo periodo comparativo de 2007, sobre todo debido a un mayor beneficio antes de intereses e impuestos y un mejor resultado financiero. Por otra parte, Rene Obermann, consejero delegado de Deutsche Telekom ha dicho este jueves que no hará comentarios sobre el posible interés de la compañía en la estadounidense Sprint Nextel.
El EBITDA, que mide el rendimiento operativo de la compañía, alcanzó 4.690 millones de euros , un 0,1% menos que la cifra del mismo periodo del año anterior, mientras que los ingresos netos descendieron un 3,1% a 14.980 millones, dañados por la debilidad del dólar frente al euro. Deutsche Telekom posee operaciones de telefonía móvil en Estados Unidos. Los resultados de Deutsche Telekom del primer trimestre fueron inferiores a las expectativas de los analistas en lo que a ingresos se refiere, pero superiores en materia de beneficio neto. Los analistas esperaban unos ingresos de 15.120 millones, un EBITDA ajustado de 4.660 millones y un beneficio neto ajustado de 688 millones, según una encuesta de Dow Jones Newswires a 16 analistas. Previsiones Deutsche Telekom confirmó su perspectiva para 2008 y prevé un EBITDA ajustado de 19.300 millones de euros, en línea con 2007, y un flujo de caja libre de 6.600 millones, también sin variaciones respecto al nivel de 2007. Por otra parte, Rene Obermann, consejero delegado de Deutsche Telekom ha dicho este jueves que no hará comentarios sobre el posible interés de la compañía en la estadounidense Sprint Nextel. "Nuestra estrategia de expansión es bien conocida", ha indicado Obermann. La prioridad es la expansión en mercados en los que Deutsche Telekom ya está presente o en los vecinos a aquéllos, ha asegurado, añadiendo que también cabría la posibilidad de realizar adquisiciones en mercados emergentes.