En el mes de mayo se registró una creación neta de 157.000 empleos no agrícolas en EE.UU., 25.000 más de los esperados por el consenso y casi el doble que en el mes anterior. Esta cifra, sin embargo, no hace variar la tasa de paro, que se mantiene, como se esperaba, en el 4.5% cifra que aún está lejos de niveles en los que la Fed pudiera plantearse una relajación monetaria
En la descomposición por sectores destaca la destrucción de 19.000 empleos en el sector manufacturero, muy especialmente de bienes duraderos, 4.000 más de los que se esperaban, indicando una menor confianza en la demanda e inversión. Por su parte, el sector servicios se mantiene como el más dinámico al registrar una creación neta de 176.00 empleos, muy especialmente en las ramas de educación, sanidad y ocio. La reacción en el mercado de renta fija ha sido de fuerte volatilidad ya que, a la que habitualmente genera el informe de empleo, hay que añadir la debida a la publicación simultánea del informe de los ingresos, gastos y deflactor del consumo. Ambas referencias conjuntamente han resultado de signo mixto, lo que ha impedido a los mercados mostrar una dirección clara desde un principio.