Los inversores estadounidenses están de enhorabuena y los principales indicadores se sitúan en zona de máximos tras conocerse unos datos macroeconómicos mejores de lo esperado y al calor de las novedades corporativas que llegan de la mano de Dow Jones & Co y los resultados de Dell. En los primeros minutos de negocio, el Dow Jones de Industriales sube un 0,23%, el tecnológico Nasdaq un 0,36% mientras que el S&P 500 gana un 0,24%. Tanto el Dow como el S&P 500 continúan en zona de máximos.
Los datos macroeconómicos alientan las órdenes de compra al otro lado del Atlántico. Antes de la apertura se conoció un importante incremento en la creación de empleo en Estados Unidos y que el índice subyacente de precios de gasto personal se situó por primera vez en cuatro año dentro de lo aconsejado por la FED como aceptable para el país. Tras estos datos, los inversores tratan ahora de sacar pistas sobre el estado de salud de la primera economía mundial con los datos publicados esta semana para entrever el futuro de los tipos de interés de la Reserva Federal. El mercado espera que la debilidad del crecimiento obligue a la FED a bajar los tipos, pero al mismo tiempo quiere que la economía se recupere este año, y el empleo es fundamental para una recuperación. Por otra parte, el Departamento de Comercio alivió los temores a la inflación tras conocerse que el deflactor subyacente de los precios al consumo personal bajó en una décima en el mes de abril hasta el 2% interanual. Ahora falta por conocer otro dato clave, el ISM manufacturero para mayo, y también la lectura definitiva de la confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan. Pero no sólo de datos macro viven hoy los inversores neoyorquinos, sino que, los movimientos corporativos calientan también al mercado. Los títulos de Dow Jones & Co ganan un 14,39% a 60,98 dólares, después de que la familia que controla la compañía afirmase que entre sus planes todavía se encuentra la venta de News Corp, cuyas acciones cotizan con un descuento del 0,45%. Además, Dell sube un 3,68% a 27,86 dólares, tras anunciar unos beneficios netos mejores de lo esperado. Dell ganó en su primer trimestre fiscal 759 millones de dólares frente a los 762 millones del mismo periodo de 2006. Los ingresos de la compañía alcanzaron, entre tanto, los 14.600 millones, un 2,8% más.