Las ganancias de Goldman Sachs parecen no ser suficientes para animar la apertura de Wall Street que mira con preocupación, de nuevo, al sector automotriz, donde una compañía, General Motors podría no evitar tener que declararse en bancarrota. Así las cosas, y tras conocerse dos datos macroeconómicos preocupantes, el Dow Jones de Industriales se deja un 0,55% hasta los 8.013 puntos, el tecnológico Nasdaq se deja un 0,78% hasta los 1.640 puntos mientras que el S&P 500 cotiza con un descuento del 0,51% hasta los 854 puntos.
Apertura a la baja del principal mercado del mundo en una sesión en la que las noticias empresariales marcan la pauta del mercado. No obstante, también se han conocido ya datos macro relevantes: entre otros las ventas minoristas de marzo que han supuesto un nuevo revés para los inversores. Y es que, éstas cayeron un 1,1% en marzo respecto al mes anterior, cuando se produjo un aumento del 0,3%, dato revisado hoy al alza en cuatro décimas respecto a la primera estimación que era de una caída del 0,1%. El mercado esperaba, sin embargo, una subida del 0,3%. Además, antes de la apertura se conoció que los precios al productor cayeron un 1,2% en marzo y que el índice de ventas de cadenas minoristas en Estados Unidos de The International Council of Shopping Centers-Goldman Sachs ascendió un 0,8% durante la semana que terminó el 11 de abril frente a la semana previa. El índice registró un descenso interanual del 0,4% en la semana más reciente.

Todo ello en un día en el que el presidente de la Fed, Ben Bernanke asegura observar “señales tentativas” de que la pronunciada contracción económica de Estados Unidos podría estar disminuyendo. Dice el máximo responsable de la Reserva Federal que tiene confianza en las perspectivas a largo plazo de la economía y que se siente “esencialmente optimista” frente a estas perspectivas. 

En el apartado empresarial dos compañías copan la atención de los inversores: una del sector financiero –Goldman Sachs- y otra del sector automotriz –General Motors- y ambas por noticias de índole bien distinta. Las acciones de la entidad financiera comienzan la jornada con una caída del 5,37% a 123,18 dólares a pesar de conocerse que obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.659 millones de dólares en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 13% respecto al mismo periodo del año anterior. Además, Goldman anunció que ampliará capital en 5.000 millones de dólares para devolver al Gobierno las ayudas recibidas del plan de rescate financiero, que asciende a 10.000 millones de dólares. En el mismo sector, Citigroup sube un importante 8,95% a 4,14 dólares, Bank of America se deja, sin embargo un 1,09% hasta los 10,90 dólares, JP Morgan cotiza con un descuento del 2,64% a 32,81 dólares, Morgan Stanley cede un 6,40% hasta los 25,17 dólares mientras que Wells Fargo pierde un 2,64% a 19,13 dólares. 

Gráfico Dow Jones 


Dentro también del sector financiero/hipotecario, Fannie Mae centra la atención de los inversores tras conocerse que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama tiene previsto solicitar el presidente ejecutivo de la compañía que encabece el programa de rescate financiero del Gobierno de 700.000 millones de dólares. Tras esta noticia, las acciones de Fannie Mae inician el día con una subida del 6,22% a 0,93 dólares mientras que las de Freddie Mac se revalorizan un 6,62% hasta los 0,95 dólares.

Tono positivo también en la apertura para las acciones de General Motors que suben un 4,68% a 1,79 dólares tras la caída vertical de ayer y de nuevo con la impresión cada vez más cercana de que tenga que reorganizarse bajo supervisión judicial. Además, ayer algunas noticias apuntaron a la posibilidad de que el Departamento del Tesoro desee que esta empresa se prepare para una rápida suspensión de pagos, en caso de que no logre diseñar un plan de reestructuración sólido antes del 1 de junio. Según The New York Times, el Gobierno de Estados Unidos quiere que ese proceso dure sólo dos semanas, además, desea que una nueva compañía se quede con los activos más rentables mientras que otras marcas y factorías deficitarias permanezcan en la antigua compañía, que sería liquidada. Dentro del mismo sector, los títulos de Ford cotizan en la apertura con un ligero repunte del 0,23% hasta los 4,27 dólares.

En el frente empresarial se conoció, además, que Johnson&Johnson ganó 3.500 millones de dólares en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 2,5% respecto a lo ganado en el mismo periodo del año anterior. En la apertura, las acciones de J&J se mueven con una subida del 2,33% a 52,34 dólares.