Las ventas al por menor en EEUU alcanzaron en marzo un volumen de 344.400 millones de dólares (260.131 millones de euros), lo que representa un descenso del 1,1% respecto al mes anterior y una caída del 9,4% interanual, según informó el Departamento de Comercio. El descenso de las ventas en marzo, que pone fin a dos meses consecutivos de subidas y se sitúa muy por debajo del esperado repunte del 2% pronosticado por los analistas, se extendió a la práctica totalidad de segmentos.
En concreto, las ventas minoristas sin tener en cuenta el sector automotriz y de componentes bajaron un 0,9%, mientras que la facturación del sector del automóvil y componentes disminuyeron un 2,3%. Por su parte, las ventas de aparatos electrónicos y electrodomésticos bajaron un 5,9% y las de muebles, un 1,7%.

En los tres primeros meses del año, las ventas minoristas en EEUU acumulan un descenso del 8,8% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente.