La economía española cuenta con "soportes" acumulados suficientes, como el crecimiento de la renta y la riqueza de las familias y la diversificación geográfica de las empresas, para afrontar la desaceleración económica cuya mayor incidencia se prevé para finales de este año o principios de 2009. Así se indica en el informe "Situación Consumo" del BBVA, correspondiente al primer semestre de 2008, que analiza la evolución de la economía y que se centra en esta ocasión en el sector del mueble. La economista Mayte Ledo, responsable para Europa y escenarios financieros del BBVA, señala que, aunque a corto plazo, la desaceleración "se está intensificando" como indica la menor cantidad de afiliados a la Seguridad Social y la situación del sector residencial, "no es una recesión muy marcada", como la vivida en los años 1990 y 1991 en España.
La previsión de los expertos del BBVA es que el proceso de desaceleración no termine hasta el inicio del próximo año, y Ledo ha añadido que existen diversos factores que proporcionan fortaleza en estos momentos. Entre ellos, ha citado el crecimiento de la renta y la riqueza de las familias de los últimos años, que permite mayor solvencia; la diversificación geográfica de las empresas que posibilita tener presencia en países emergentes, donde la economía tiene "buen comportamiento" y ello tiene efectos positivos para la economía mundial. Ledo ha agregado que afrontar una desaceleración con un "margen de política fiscal" es también un apoyo. En cuanto al crecimiento de la economía española, las previsiones del informe lo sitúan entre el 1,7% y el 2,2% para 2008 y entre el 0,8% y el 2% en 2009. La economía española tiene "unas altas necesidades de inversión", especialmente en bienes de equipo, según la economista del BBVA. En concreto, en la Comunitat Valenciana la tasa de ahorro se ha desacelerado más que en el conjunto de España, ya que el crecimiento de riqueza de las familias valencianas basado en el sector inmobiliario era mayor que en otras comunidades. En relación al ámbito internacional, Ledo ha señalado el "enorme esfuerzo" hecho por las entidades bancarias para obtener liquidez, y se refirió a que el euro ha llegado al tope en su valor de cambio.