El buen dato de crecimiento de China y las alzas de Wall Street no han sido suficientes para que las Bolsas europeas arranquen la semana en positivo. Se impone la cautela ante los primeros resultados empresariales a este lado del Atlántico y la reunión del BCE del jueves. El Ibex, con todo, salva los 10.600 puntos. Mientras, el euro se mantiene sobre los 1,14 dólares; y el petróleo, por su parte, cotiza mixto con el barril de Brent al filo de los 50 dólares.

El Ibex cierra con caídas del 0,04%, hasta lo 10.651 puntos, y la cautela se impone tanto en el selectivo español, como en el resto de Bolsas del Viejo Continente, ante el arranque de la temporada de presentación de resultadosdel segundo trimestre a este lado del Atlántico y la reunión del Banco Central Europeo (BCE) del jueves.

En concreto, este martes Enagás dará el pistoletazo de salida entre las cotizadas españolas. La seguirán, el jueves, Iberdrola, y el viernes, Vidrala y Talgo. Al mismo tiempo, en Europa será el turno de Volvo, SAP, Boliden, Unilever o Faurencia, entre otras. Y, en Estados Unidos, pisan el acelerador de la mano de grandes como Goldman Sachs, Johnson & Johnson o Bank of America.

Vea también: Subida libre gracias a unos tipos bajos

Con todo, este lunes han sido noticia, Gas Natural, a la que Société Générale ha retirado su consejo de compra; e Indra, después de adjudicarse un contrato con Defensa valorado en 4,25 millones de euros. Ambas, junto a Banco Santander y Dia, son la cruz y la cara del Ibex al cierre.

Más allá de las cifras corporativas, el mercado ha digerido una caída en la inflación de la Zona Euro al 1,3% en junio, desde el 1,4% previo. Dato clave ante la reunión del BCE de este jueves, en la que no se esperan cambios ni en los tipos, ni tampoco en los estímulos, pero sí se vigilará con lupa el lenguaje tanto del comunicado, como de su presidente, Mario Draghi, en busca sobre posibles pistas sobre su ‘estrategia de salida’.

Vea también: Construcción e infraestructuras: invertir para un repunte del capex

Podría cambiar algo del easing bias  (o enfoque laxo), pero no lo creemos probable. Pensamos que esperará  hasta septiembre para alterar su mensaje. Si acaso, en el simposio de Jackson Hole (24-26 de agosto), al que acude el banquero italiano por primera vez desde 2014, podría haber algún avance. El calendario vigente dicta que el programa de comprad de activos (QE) finalizará en diciembre de este año y pensamos que se extenderá hasta 2018, pero con un importe decreciente (tapering)”, explican desde el Departamento de Análisis de Bankinter.

En este contexto, Renta 4 reiteran que “tras las caídas en la renta variable desde los máximos del año, aparecen oportunidades interesantes para invertir de cara al medio plazo, especialmente en Europa (positiva evolución macro y de resultados, reducción de riesgos políticos en Europa, ausencia de rentabilidad en alternativas de inversión), aunque se aprecia que los mercados están más sensibles a la materialización de cualquier riesgo, lo cual podría propiciar niveles de entrada más atractivos”.

Vea también: Los bancos siguen mostrando fortaleza

Finalmente, en otros mercados, el euro cotiza plano sobre los 1,14 dólares. Mientras, el crudo ahonda en los descensos, bajo los 49 dólares el barril de Brent y ligeramente sobre los 46 el de West Texas