Una de cal y otra de arena. El rebote de la última jornada ha dejado al selectivo del continuo sin fuerzas. El Ibex 35 da un paso atrás y se deja un 1,37 por ciento hasta los 12.276 puntos, pese al mantenimiento de tipos por parte de la FED en el 2 por ciento y pese a la tregua que parece otorgar el precio del crudo. El futuro del barril de petróleo estadounidense se paga a 133,8 dólares mientras que, en el mercado de divisas, el cambio euro/dólar se mantiene en las 1,56 unidades. Iberia lidera los retrocesos del Ibex 35, en un día de recortes generalizados en todas las plazas europeas –la más perjudicada la gala, al ceder más de un 1 por ciento-.
Toca bajar. Tras el repunte de la última jornada, con la mirada puesta en la decisión de la Reserva Federal, los ánimos se desinflan. La máxima entidad monetaria estadounidense mantuvo sin cambios sus tipos de interés, en el 2 por ciento, al considerar que los riesgos sobre el crecimiento disminuyeron “en parte” pero que “los riesgos alcistas en materia de inflación y de expectativas de inflación también han aumentado”. En otras palabras, la FED no ha modificado en nada la incertidumbre del mercado porque, según los expertos, constata que la inflación se ha acelerado pero dice no estar dispuesta a actuar a corto plazo. Lo que sí parece que juega a favor es el cierto respiro del precio del crudo. Reconforta a los inversores, pero no evita que las ventas se impongan en la apertura en todas las plazas del viejo continente. Y las órdenes vendedoras llegan con especial crudeza a Iberia y a una entidad bancaria mediana de nuestro país, a Bankinter. Los descensos se ceban con Iberia La peor compañía del Ibex en la apertura es Iberia, al recortar más de un 3,4 por ciento, seguido de las acciones de Bankinter, que ceden más de un 2 por ciento en los primeros compases de la jornada en un mal día para el sector bancario. Jornada en la que Banesto cede un 2 por ciento y también retrocede posiciones el Popular. Esta última cede un 1,14 por ciento, un día después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) haya solicitado más información al grupo mexicano Blueprime, interesado en adquirir el 20 por ciento en el capital de Banco Popular, con el objetivo de conocer "quien está detrás" de la sociedad. Entre los pesos pesados, el BBVA registra los mayores retrocesos porque baja un 1,9 por ciento, mientras que el Santander, en el que el consejero externo independiente Abel Matutes ha alcanzado el 0,035 por ciento del capital, cede más de un punto porcentual. Un mal tono del sector bancario que tiene que ver con el desplome de Fortis (-5,9 por ciento), tras anunciar que realizará una ampliación de capital de 1.500 millones a través de una emisión de nuevas acciones entre inversores institucionales. También ha ocmunicado que mejorará su solvencia suprimiendo su dividendo a cuenta y vendiendo sus activos no estratégicos. El banco belga-holandés espera mejorar su solvencia en más de 8.000 millones de euros a corto o medio plazo gracias a estas medidas. Al margen de los bancos, los descensos para Telefónica y Repsol, son más moderados, en torno al 0,4 por ciento en ambos casos. Se repliegan las constructoras El sector constructor se coloca también entre las compañías más perjudicadas por las ventas en la apertura del mercado este jueves, con valores como Ferrovial o FCC a la baja más de un 2 por ciento. La primera un día después de subir con fuerza tras asegurar que es necesaria la construcción de una tercera pista en el aeropuerto de Heathrow.