Las subidas son flor de un día y las caídas una constante. Los inversores comienzan a darse cuenta y ya no se atreven a celebrar la moderación del precio del crudo o que la Reserva Federal haya dejado invariados los tipos de interés en EEUU en el 2%. El pesimismo se cierne sobre el mercado y no da tregua. Así, el Ibex 35 se aproxima a zona de mínimos y cae un 1,95% hasta los 12.202 puntos, arrastrado por constructoras y todos los blue chips. Los bancos sufren con especial virulencia, arrastrados por Fortis y sólo dos compañías logran salvar el tipo. El resto de Europa también cotiza con descuentos, mientras el Brent se cambia por 133 dólares y un euro se cambia por 1,56 unidades.
Europa se tiñe de rojo y el Ibex35 lidera las caídas, en una jornada en la que hemos conocido que la masa monetaria de la zona euro –M3- se mantuvo estable el pasado mes de mayo –aumentó un 10,5% en términos interanuales-. En nuestro país, la compra/venta de viviendas –que descendió un 7,1% en abril- sigue sufriendo los excesos de años pasados, mientras Fortis hace un flaco favor al sector financiero. Los inversores no están para celebraciones y pasan por alto la moderación en los precios del crudo y la decisión que adoptó anoche la Reserva Federal de EEUU –decidió mantener los tipos en el 2%-. Con todo, el Ibex 35 cede un 1,95% hasta los 12.202 puntos Gráfico Ibex 35