Deutsche Bank  informó el martes de que su beneficio neto aumentó un 49% en el primer trimestre gracias a un beneficio antes de impuestos trimestral récord en el segmento de banca corporativa y de inversión y menos rebajas de valor contable en general.
Deutsche Bank confirmó su perspectiva para 2011, año en el que aspira a un benefico antes de impuestos de 10.000 millones de euros. No ofreció previsión para el resto de 2010.

El mayor banco de Alemania obtuvo un beneficio neto de 1.760 millones de euros, frente a 1.190 millones de euros en el mismo periodo del año pasado y superando las expectativas de los analistas de 1.390 millones de euros.

Las ventas no experimentaron cambios respecto a un año antes y se situaron en 3.800 millones de euros, aunque los analistas preveían sólo 2.340 millones de euros. Los beneficios antes de impuestos en banca corporativa y de inversión fueron de 2.700 millones de euros, un nuevo récord trimestral, dijo Deutsche Bank.

El ratio de capital Tier 1 del banco descendió al 11,2% desde el 12,6% a finales de 2009 debido a que el banco cerró la adquisición del banco privado Sal Oppenheim, pero siguió siendo fuerte en comparación con otros competidores.

El beneficio por acción durante el trimestre fue de 2,66 euros, en comparación con 1,92 euros en el mismo periodo del año pasado y las expectativas de los analistas de 2,09 euros por acción.