El inversor ha mostrado su punto de vista sobre el momento en el que considera que el mercado volverá a caer de manera fuerte en Estados Unidos.

Siempre que habla Carl Icahn es seguido con atención por los inversores. De siempre es conocido que no está pronosticando una dramática caída de la bolsa en estos momentos, pero en una entrevista que ha concedido a la CNBC, se ha mojado diciendo que la renta variable estadounidense pasará por un proceso de venta masiva en los próximos de tres a cinco años.

"Todavía estoy preocupado de que un día se vea un descanso como el que se vio hace unas semanas”, ha asegurado Icahn, no sin antes resaltar que “no va a volver”.

Con el índice S&P 500 con ganancias de en torno a un 10% en el año, muchos operadores han puesto de continúan diciendo que los bajos tipos de interés y las crecientes fusiones y adquisiciones seguirán alimentando el tono alcista del mercado.

Pero Icahn está más preocupado y está prediciendo una recesión. "Se trata realmente de una cuestión de cuándo eso va a pasar, en mi opinión (…) Podría ser dentro de tres años, que podría ser de tres meses, que podría ser dentro de tres días, pero la verdad es que creo que habrá una corrección importante en los próximos tres a cinco años, por lo menos”, ha aseverado.

Incluso ya que muchos inversores ven el cielo azul por delante, Icahn está tomando precauciones. "Nosotros hemos tomado cortos del S&P contra una gran cartera y tenemos la ventaja de no tener que preocuparnos mucho acerca de los flujos de fondos”, ha explicado.

Reconociendo que su punto de vista de mayor preocupación no es la norma general en Wall Street Icahn ha manigestado que le gusta “ser una minoría”. “No estoy diciendo de ir a cortos en el mercado, sino que estoy hablando en términos generales”, ha terminado.