Hace siete años que General Motors brinda a sus empleados un servicio de robotaxi llamado Cruise en San Francisco, pero ahora ha lanzado el mismo para todo el púbico en un horario reducido según Patrick McGee en Financial Times.

El martes, Kyle Vogt, cofundador y director ejecutivo interino, dijo que la compañía estaba "abriendo al público nuestros autos sin conductor en San Francisco".

Hay algunas advertencias: Cruise aún no tiene un permiso para cobrar una tarifa a los clientes, y por ahora su servicio solo operará de 11 p. m. a 5 a. m., con su "dominio operativo" confinado al cuadrante noroeste de la ciudad, área que incluye Nob Hill, Sunset, Richmond y áreas alrededor del Golden Gate Park.

Durante al menos varias semanas, solo un grupo seleccionado de familiares y amigos de los empleados, además de los solicitantes designados por Cruise, serán elegibles para los viajes.

Sin embargo, la medida pone a la compañía de 30 mil millones de dólares por delante de Waymo, el grupo de vehículos sin conductor propiedad de Alphabet que se lanzó hace más de una década, al iniciar un servicio de transporte sin conductor en una gran ciudad de EE. UU.

Waymo ha estado operando un servicio de este tipo en los suburbios de Phoenix durante más de dos años, pero el área es conocida por su clima soleado y carreteras anchas, mientras que San Francisco es más denso y complicado.

“Cruise está apostando a que su modelo de abordar primero las ciudades más complicadas le permitirá lanzarse a otros mercados más rápidamente", dijo la compañía.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El anuncio desencadenó la liberación de fondos adicionales del SoftBank Vision Fund, que primero invirtió 900 millones de dólares en Cruise en 2018. Entonces acordó que agregaría otros 1.350 millones de dólares cuando Cruise comenzara a operar automóviles completamente autónomos, un objetivo que esperaba alcanzar en el verano de 2019.

Mary Barra, directora ejecutiva de GM, recientemente hizo un viaje en un crucero sin conductor en San Francisco. Llamó a la experiencia "surrealista" y "un punto culminante" de su carrera como ingeniera. El director financiero de GM, Paul Jacobson, dijo el martes que Cruise contrataría a unos 500 empleados más.

Es difícil determinar qué empresa está ganando la carrera hacia la autonomía total, dado que la tecnología es patentada, los modelos comerciales son distintos y, por lo general, operan en diferentes jurisdicciones. Waymo ha señalado que sigue siendo la única empresa que ofrece un servicio sin conductor las 24 horas del día, los 7 días de la semana, a cualquier miembro del público.

Rod Lache de Wolfe Research escribió recientemente que los líderes en centros urbanos complejos y densos incluyen a Cruise, Argo, Motional, Mobileye y posiblemente Waymo. "Aunque el progreso de Waymo parece haberse estancado, mientras que Cruise y Argo parecen estar avanzando rápidamente en su desempeño".

Wolfe estima que el mercado potencial total para los viajes compartidos sin conductor es de 8 billones de dólares. También ha pronosticado que solo cuatro o cinco empresas estarán posicionadas para competir.

Tesla sigue siendo un caballo oscuro, con un enfoque de la autonomía completamente diferente al de los grupos robotaxi. La compañía de vehículos eléctricos no tiene intención de operar su propio servicio de robotaxi, pero tiene un plan en el que los propietarios de Tesla podrían rentar sus vehículos a una red nacional de automóviles sin conductor.

En 2019, Elon Musk, jefe de Tesla, dijo que la compañía operaría 1 millón de robotaxis para fines de 2020. Hasta ahora no tiene ninguno. Pero Musk dijo la semana pasada que su tecnología de "autoconducción total" se "solucionaría" este año.

General Motors cerraba la primera sesión del mes en verde en los 54,07 dólares y los indicadores de Ei se muestran en su mayoría bajistas.