Son los primeros resultados anuales desde que, el pasado mes de mayo, Talgo decidiera salir a cotizar. Lo cierto es que se podrían considerar unas cifras buenas si atendemos a los ingresos, que crecieron un 36%, y la reducción de su deuda neta. Sin embargo, la pérdida del contrato en Arabia Saudí sigue penalizándole en bolsa.

A cerca de un año de su salida a bolsa – comenzó a cotizar el 7 de mayo de 2015 – la compañía ha presentado sus primeros resultados anuales como cotizada con un incremento del 36% en sus ingresos, hasta los 521 millones de euros, impulsados por la actividad de fabricación, que supone un 60% de los ingresos totales,  y apoyados en los servicios de mantenimiento, el 36% del total de los ingresos.
El Ebitda ajustado se incrementó hasta los 121 millones de euros, con un mantenimiento de los márgenes en línea con el ejercicio precedente, y con un beneficio neto que se incrementó en un 55%, hasta los 60 millones, lo que supone un beneficio por acción de 0,58 euros.   En el mismo período, Talgo tuvo una deuda financiera neta de 123 millones de euros a cierre de  diciembre, un 30% menos que los 176 millones con los que firmaba la compañía su deuda en junio de 2015. Esto implica un ratio de apalancamiento de 1 vez con “un cómodo calendario de vencimientos e intereses bajos”.



Sobre la cartera de proyectos,  la compañía resalta la fuerte ejecución dela cartera actual de proyectos “cumpliendo con los plazos establecidos y el buen desarrollo de los proyectos de fabricación , cumpliendo con los hitos establecidos en el proyecto de Meca-Medina en términos tanto de cumplimiento de plazos como en relación a las pruebas realizadas”.  Unas afirmaciones que llegan después de que las concesionarias para la construcción y puesta en marcha del tren de alta velocidad en Arabia Saudí – entre las que se encuentran Renfe (26,9%), Adif (21,5%) e Ineco (1,4%) frente a ul 50% compuesto por ACS, OHL; Indra, Copasa, Siemens, Imanthia y Talgo,  haya reclamado al país la asunción de ciertos sobrecostes sobrevenidos durante las  obras de infraestructura. Unas peticiones que, según habrían informado algunos medios,  habrían sido desoídas en su totalidad.

Evolución cartera Talgo


Aunque la situación de las materias primas están impactando “en algunos de nuestros clientes aunque podemos confirmar que el alcance global de los contratos no se verá reducida aunque ajustaríamos el ritmo de fabricación de algunos contratos”, en caso de ser requerido por el cliente.  En total, la cartera contratada a finales de 2015 suponía 3.117 millones de euros, lo que implicaría 6,1 veces los ingresos. Esta reducción del volumen se debe al retraso de los concursos identificados como potenciales.

Situación técnica

Es esta última variable la que habría penalizado en bolsa al valor, con pérdidas de más del 16% en lo que llevamos de año. Claro que, 2015 no terminó mucho mejor para el fabricante de piezas para trenes, pues se dejó en torno a un 38% desde que su precio de salida a bolsa, en los 9,25 euros. 

Indicadores talgo


La compañía presenta una lectura en indicadores técnicos bajista con una de las puntuaciones más bajas, 1,5 sobre 10, con una tendencia que es bajista en todos los plazos.  Claro que el valor en bolsa de la compañía se ha reducido en torno a un 48%, desde 1.265 millones en los que se valoró en el momento de la OPV.



Te interesa leer:¿Fue 2015 un buen año para salir a bolsa?



Estrategias de Inversión busca valores con tendencia alcista en este Momento.  Seleccionamos las acciones más alcistas combinando análisis fundamental y técnico para encontrar aquellas compañías con ventas y beneficios crecientes y que además su cotización nos ofrezca una oportunidad de invertir. Apúntate con nosotros.