Todos los datos indican que en el futuro el panorama de las pensiones públicas en España no se va a parecer nada a lo que tenemos ahora. El fuerte envejecimiento de la población y la caída en picado del número de nacimientos obligarán a reducir la cantidad de dinero que se paga cada mes a los pensionistas. Los expertos aconsejan ahorrar para ese momento en un movimiento que debería permitir que los trabajadores de hoy podamos mantener el mismo nivel de vida cuando nos retiremos.
 
Según el último informe sobre pensiones realizado por La Caixa ponía las cifras, siete de cada diez jubilados viven tan solo de la pensión pública. Es decir, con una media de poco más de 900 euros al año.

España es uno de los países en los que la pensión pública representa un mayor porcentaje del último salario. En círculos financieros ese umbral se llama tasa de reposición y en estos momentos aquí ronda un 80%, un porcentaje muy superior al de la media de Europa, que no llega al 60%.

Todos los estudios indican que esta tasa de reposición podría reducirse hasta el 50% y no en muchos años. Una reducción que se aplicará para poder mantener el sistema público de pensiones y evitar la quiebra con la llegada de nuevos jubilados y sin que el número de trabajadores crezca en consonancia. Si ahora cada dos trabajadores pagan la pensión de un pensionista, esa ecuación se reducirá a la mitad en apenas unas décadas.

Por lo tanto, no se trata de un tema de gestión, sino de un tema de demografía, como avisan la mayor parte de los expertos en pensiones de nuestro país.  Se hace necesario, dicen, que los españoles busquemos vías para complementar las pensiones públicas. Mientras que los políticos se ponen de acuerdo en buscar un nuevo modelo y una nueva fórmula y nos adscribimos a sistemas que parecen estar funcionando bien en otros países, como en el Reino Unido, en el que las empresas retienen una parte de los salarios de los trabajadores que va a una especie de hucha para su jubilación, los expertos nos aconsejan planear ya  nuestro ahorro. Cuanto antes mejor.

Los expertos de Deutsche Bank acaban de publicar un informe en el apuntan que “con el envejecimiento actual de la población, será indispensable complementar nuestra pensión pública si queremos preservar nuestro nivel de vida cuando nos jubilemos. Cuanto antes se empiece a ahorrar, mejor, pues el ahorro sistemático permite, con un menor esfuerzo, alcanzar un capital final suficiente como para constituir una renta que complemente la pensión pública”.

Este informe está basado en unos cálculos realizados con el simulador de Deutsche Zurich Pensiones y se establecen los porcentajes que debería ahorrar alguien de 30, 40 o 50 años para tener una buena jubilación a los 67 años, con tres opciones distintas de ahorro mensual (100 euros, 150 euros y 200 euros). Los cálculos tienen en cuenta una inflación anual del 2% y una rentabilidad anual del 3%.

30 años
Para una persona de 30 años, si comenzara a ahorrar 100 euros al mes durante los próximos 20 años tendría unos ahorros de 117.727 euros, lo que representaría una mensualidad de 491 euros al mes.

30 años


Según Isabella Diestel, responsable de Planes de Pensiones de Deutsche Bank España, “el esfuerzo de un joven de 30 años que empieza a ahorrar para la jubilación será menor que si empezamos a ahorrar a los 50 años. Una persona joven puede aceptar mucha más volatilidad en sus inversiones invirtiendo en planes de renta variable para obtener una mejor rentabilidad a largo plazo. Con el paso del tiempo y al acercarse a la jubilación, puede mover su cartera a posiciones más conservadoras para esquivar los movimientos del mercado que puedan afectar a su inversión. Así puede reunir un importe considerable que, sumado a su pensión pública, le permitirá beneficiarse de una jubilación sin preocupaciones.”

40 años
Una persona de esta edad que invierta 100 euros obtendría 67.597 euros, a 282 euros al mes, según este cálculo.

40 años


50 años
Por último, una persona de 50 años tendría menos tiempo para invertir y con 100 euros conseguiría ahorrar poco menos de 34.000 euros el día de su jubilación unos 141 euros al mes.

50 años


Diestel explica que  " Hay que tener en cuenta ante todo el perfil de cada inversor y asegurarse que la inversión se adapte a cada persona y sus expectativas, y para ello es importante dotarse de un asesoramiento experto y de calidad.” En el caso de que se empiece a ahorrar para la jubilación a los 40 y a los 50 años, en función de la aportación, se puede lograr igualmente una suma importante, indica Diestel.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Estos son los planes de pensiones españoles más rentables desde enero”
“Está dispuesto a que la empresa guarde una parte del salario para su jubilación?
“Siete de cada diez pensionistas solo cobran la pensión pública”