En este complejo entorno de tipos de interés mínimos y excesos bursátiles, los multiactivos despiertan cada vez mayor interés entre los inversores, con el gestor del fondo Multi Asset Global Opportunities de Pictet, Andrea Delitala, tratamos de arrojar algo de luz sobre los mercados y encontrar los activos más atractivos.

¿Cuáles son los retos que debe afrontar el mercado cuando llegamos al ecuador de 2017?

El mercado ha alcanzado un punto en el que las valoraciones están muy ajustadas, tanto en la parte de acciones, donde se está descontando un buen crecimiento económico (está teniendo lugar aunque no sabemos por cuánto tiempo, teniendo en cuenta que gran parte de las recetas de Trump se han visto retrasadas). Además las valoraciones en bonos también están muy ajustadas, pues los bancos centrales han promovido rentabilidades a vencimiento muy bajas. La salida de este período de represión financiera (a lo que es atribuible que los mercados se hayan mantenido tranquilos tanto tiempo) es probablemente el mayor desafío a que se enfrenta el mercado. A ello se añade el destino de Europa tras las elecciones en Alemania. Se integrará más o sabemos que el mercado la desafiará de nuevo una vez que la protección proporcionada por la expansión cuantitativa monetaria, básicamente las políticas de Draghi, desaparezcan.

Vea también: "Si llega la corrección es para comprar, no un techo de mercado"

¿En qué dirección va a moverse la Reserva Federal (Fed) a corto plazo?

La Fed está deseosa de normalizar los tipos de interés y ya lo está haciendo, inicialmente de manera muy tímida y actualmente más acelerada, sobre todo desde que se conociera la política fiscal de Trump. Aunque desconocemos la velocidad a la que este proceso se desarrolla, si sabemos que no solamente considera normalizar tipos de interés sino también su balance. Así, la gran cantidad de activos que ha acumulado probablemente no se mantengan tanto tiempo. Puede ocurrir que haya un cambio en esta secuencia y que más que vender los activos empiecen por no reinvertirlos a vencimiento.  En cualquier caso, puede suponer un nuevo desafío para los mercados de renta fija.

¿Cuándo puede el Banco Central Europeo (BCE) iniciar su estrategia de salida?

La secuencia normal y oficial es que va a continuar con la expansión cuantitativa al ritmo actual de compras de activos por valor de 60.000 millones por mes hasta diciembre. Entonces obviamente nos dirá que probablemente vaya a reducir las compras a lo largo de seis meses, para luego terminarlas. Entonces puede empezar a subir tipos de interés. De todas formas no me sorprendería que esta secuencia se cambiase, dado el al actual ritmo de mejora económica, bastante bueno en Europa. En este contexto las rentabilidades a vencimiento negativas son probablemente extrañas. Puede darse el caso de que, ante la combinación correcta de condiciones, los tipos de interés pueden empezar a moverse antes de que termine la expansión cuantitativa. De nuevo, también se trata de un desafío potencial para los mercados de renta fija.

Vea también: Renta fija europea: análisis de la coyuntura

¿Qué prefiere Wall Street o Europa?

En Bolsa, vemos mejores valoraciones en Europa que los que pueda haber en EEUU. Así que favorecemos acciones europeas respecto a las de EEUU. Además, consideramos que las acciones de Japón tienen algo de valor, así como algunos mercados emergentes.

¿Cuál es el posicionamiento actual del fondo?

Como reflejo del análisis que hacemos somos positivos respecto al entorno macroeconómico, pero somos conscientes de los muchos desafíos a los que se enfrenta Europa, así como las valoraciones.  Así que nos fijamos en los pocos focos de valor con que nos encontramos más a gusto.  Esto es, acciones europeas, acciones de Japón, activos de mercados emergentes en general (no solo acciones sino también bonos, que se benefician de un entorno dólar débil). Además, en renta fija tenemos algo de exposición a crédito en Europa, deuda de mercados emergentes en general y algunos bonos periféricos, de Australia por ejemplo. Pero somos muy cautos respecto a sensibilidad a variaciones de tipos de interés, una exposición que en Europa tenemos cubierta.

Vea también: China da señales de alarma y vuelve a la palestra