La compañía ha debutado con subidas de más del 45% frente al precio final marcado por los colocadores y ha marcado el primer precio por encima de 24,8 dólares por título.  El precio de debut, fijado en 17 dólares, ya estaba por encima del rango inicial (14-16 dólares por acción). Nada mal para una empresa que no gana dinero.
 

Snapchat ha elegido debutar en el NYSE, tal y como ya lo han hecho otras grandes tecnológicas como Alibaba o Twitter. Lo hará bajo el ticker de SNAP y la operación ha despertado un gran interés entre los inversores debido a que la compañía de cámaras, como quieren denominarse sus propios directivos, está muy de moda entre los usuarios más jóvenes de telefonía móvil.
 
Inicialmente nació como una compañía para enviar autofotografías y mensajes que desaparecían pasadas las horas. Independientemente del uso que se le haya podido dar a este servicio, lo cierto es que muchas de sus aplicaciones han calado entre el público más joven.
 
En estos momentos, la compañía que fundó el veinteañero Evan Spiegel sale al mercado como una la OPVs tecnológica más importante desde la de Alibaba. Los 24.000 millones de dólares a los que sale a cotizar son algo menos de lo que se barajaba hace meses, cuando se empezó a hablar de esta salida a bolsa.
 
Pero, ¿es el interés sobre Snapchat real en términos financieros o las experiencias pasada de calamitosos fracasos como el de Twitter hace que los analistas miren con recelo a una compañía que nunca en sus cinco años de vida ha ganado dinero?
 
Los datos:
Snapchat tiene 158 millones de usuarios activos al día. Esta cifra es un 48% más alta que hace un año, pero la evolución preocupa, ya que en el cuarto trimestre del año pasado comenzó a reducirse este crecimiento coincidiendo, además, con el lanzamiento de una aplicación rival, quizá del mayor de sus rivales, la filial de fotografías de Facebook, “Instagram Stories”. Esta caída es especialmente importante cuando se tiene en cuenta que el 98% de los ingresos de la empresa procede de la venta de anuncios.
 
A los analistas les preocupa que la base de usuarios pertenecen a un segmento de gente tan joven que no suelen ser muy fieles a este tipo de servicios, con lo que no les extrañaría que en cualquier momento pudieran cambiar e irse a algún rival. 

- La compañía generó unas pérdidas de 514,6 millones de dólares en 2016, frente a 372,9 millones un año antes.

- Las ventas se multiplicaron por más de siete veces, hasta más de 400 millones de dólares el último año, aunque hay que tener en cuenta que este dinero no es suficiente para cubrir las pérdidas que genera cada ejercicio.
 
Valoración
Con estas cifras, y si se atiende a la métrica de Precio/ventas, Snapchat sale a cotizar a uno de los múltiplos más caros del mercado.  Según los cálculos que usan los expertos del Wall Street Journal, la compañía sale a cotizar a  más 55 veces, el ratio más alto de cualquier OPV americana en décadas.
 
Aunque esta cifra tiende a reducirse conforme pasan los años (lo hemos visto con Google, o Facebook, por ejemplo), lo cierto es que las ventas tendrían que dispararse para lograrlo.  Algunos columnistas como Mark Hulbert calculaba que los ingresos de Snapchat tendrían que multiplicarse por 10 veces en cinco años, ¡y solo para que el precio se mantenga en los próximos cinco años! El columnista de MarketWatch calculaba que para eso las ventas tendrían que crecer a una tasa anualizada del 63% en ese tiempo.

 

 

Precio/ventas


 
Será accionista y tendrá derechos económicos, pero no políticos

Si usted decidiera comprar acciones de Snapchat debe saber que la compañía va a ofrecer 200 millones de acciones clase A. Estas acciones le darán derecho a cobrar dividendo –si lo pagase-  y a comprar y a vender sus títulos. Poco más. Su paquete accionarial, fuese el que fuese, no le daría derechos políticos, es decir, no tendría voto sobre la gestión de la compañía.
 
Las acciones clase B tienen un derecho de voto por acción y las C, que es la que tienen los fundadores, poseen 10 derechos de voto por título, es decir, se han asegurado la gestión antes de salir a los mercados.
 
Máquina de quemar cash
No solo es que no gana dinero, Snapchat quema más caja del dinero que entra en ella.  En concreto, gasta 188 millones de dólares, con unas ventas de 165,7 millones de dólares. Eso supone un ratio de 1,14 dólares de gasto por ingreso. En Bloomberg apuntan que estos niveles superan a casi cualquier otra compañía tecnológica.

 

 

 

 

Quema de caja


 
Rentabilidad
 
Según los datos de  Renaissance, en los últimos cinco años la rentabilidad media de una OPV tecnológica en su primer día de cotización ha sido del 25%. Alrededor de un 20% -algo menos-, ha terminado la primera jornada en rojo. Es decir, si la estadística sirve para algo, esto nos querría decir que hay un 75% de oportunidades de que las personas , los inversores institucionales, que hayan obtenido acciones durante la colocación obtengan rentabilidades decentes.
 
Pero, ¿y si lo hace usted como inversor particular una vez que ha sonado la campana en Wall Street y las acciones comienzan a cotizar?
 
Depende de la compañía, si nos vamos a las dos principales redes sociales  del mundo en bolsa, Facebook más que triplica sus valor en bolsa (240%) desde su debut. El caso de Twitter es diferente, sus títulos caen más de un 60% desde que comenzó a cotizar en noviembre de 2013.
 
La situación de Snapchat, si miramos las cuentas, es más parecida a la de Twitter que a la de Facebook. Cuando la compañía de Mark Zuckerberg deubtó había obtenido un beneficio trimestral de 205 millones de dólares.
 
Por su parte, Twitter, como Snapchat, no había sido capaz de ganar dinero y publicaba pérdidas de 103 millones de dólares –algo menos que Snapchat-.
 
Lo que piensan los analistas

Uno de los que más contundentes han sido con el valor ha sido Trip Chowdhry, de Global Equites. El experto es recordado porque hace unos meses se refirió a Twitter en unos comentarios poco alabadores y dijo que no valía ni 10 dólares por acción (ahora mismo cotiza a poco menos de 16 dólares).
 
El experto se refería a Snapchat como “una auténtica basura”, que no valía ni una fracción pequeña de su valoración actual y debería ser rechazada en bolsa. En su opinión “estamos en los últimos coletazos del boom de las redes sociales. La novedad está dejando lugar a la fatiga”, dijo recientemente.  Como no podía ser de otra manera, el analista desaconseja entrar en este valor.
 
Otros analistas como James Cordwell, de Atlantic Equities, no son tan radicales. Eso sí, consideran que a la compañía le va a resultar muy difícil incrementar el número de usuarios y fija el precio objetivo de Snapchat en 14 dólares, en la parte bajo del rango inicial de precios.
 
Para saber si esta OPV es una fantasmada o, realmente, tiene futuro en bolsa –y no ocurre como con Twitter- habrá que esperar.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Burbuja mientras expectativas y ciclo aguanten”
“Análisis Técnico Santander, BBVA, Telefónica, Iberdrola, Amadeus e Inditex”