Los expertos de Aviva lo tienen claro; en su entidad son gestores de largo plazo “de verdad” por eso la selección de activos de sus fondos miran el largo plazo desde su concepción. Como otros grandes expertos sólo invierten en lo que entienden. En lo que creen que no pueden aportar valor sencillamente no entran, o dejan que lo hagan otros. 
Esto es, precisamente, lo que hacen con los valores de renta variable de fuera de la zona euro. Como dice José Caturla, el consejero delegado de Aviva gestión y director corporativo de inversiones de Aviva España, “nuestros fondos siempre intentan buscar un alfa y si pensamos que no somos capaces, no lo haremos”.

Esta es la filosofía que ha permitido que sus fondos gestionados estén entre el 10% de los mejores fondos de pensiones españoles en un periodo de 10 años.

Es más, Morningstar la acaba de nombrar mejor gestora de valor absoluto en noviembre entre las entidades que tienen un patrimonio gestionado de más de 1.000 millones de euros. Su Aviva Espabolsa, es uno de los fondos más rentables de renta variable española en este mismo periodo, con una rentabilidad de más de un 7%.

Entre su decálogo de inversión destacan que su objetivo principal es la preservación del capital, que son gestores activos y que se centran en productos claros y transparentes. Quizá por todo esto, Citywire nombró a uno de sus vehículos, Fonvalor, como el mejor fondo mixto a nivel europeo. Pero, ¿cómo ven los mercados estos gestores? ¿En qué activos ven valor? ¿Qué les parece el Ibex y la bolsa española?

Renta fija
Quizá el activo con el que los gestores de Aviva se encuentran más retos, al igual que ocurre con la mayor parte del mercado. La gestión de carteras de bonos se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza en un momento en el que los bajos tipos de interés y la acción de los bancos centrales ha conseguido que los inversores alemanes que quieran comprar bonos a 5 años tengan que pagar por financiar a su país.

Y la situación no tiene pinta de variar en los próximos meses. Para José María Lecube, director de renta fija de la entidad, su equipo seguirá arrastrando los mismos problemas en 2016. “Me enfrento a 2016 como el año pasado. Te tiras a la piscina y tienes que nadar con apenas un palmo de agua”, ilustra el gestor.

En Aviva apuestan por buscar nichos más activos, y buscar estrategias de duración, aprovechar los diferenciales de las primas de riesgo y ser selectivos en renta fija privada, buscando algunos bonos en la zona frontera del high yield.
En la actualidad, su posicionamiento se centra en bonos con rating algo menor pero con mucha mayor rentabilidad, combinado con un mayor porcentaje de efectivo y bonos de gobierno.

En cuanto a bonos de países, en la entidad explican que hemos incrementado exposición en Italia frente a España, al menos hasta fin de año, pero con sobreexposición de mercados periféricos frente a los de Europa Central”

Renta variable
Según explica Alfonso Benito, director de gestión de inversiones de Aviva, a pesar de las caídas las bolsas no están baratas, aunque si se compara con la renta fija la renta variable es mucho más atractiva, sobre todo si se mide con las del resto del mundo. En su opinión, una gran parte de los riesgos que sobrevuelan los mercados emergentes está ya en los precios.

En la entidad explican que siguen infraponderados en financieras, eléctricas y telecomunicaciones, y sobreponderados en empresas industriales y de consumo, con bajos niveles de deuda, con ventajas competitivas, con gerentes con experiencia contrastada y con visión de largo plazo”.

Justo por esta razón, Alfonso Benito cree que el Ibex no se comportará especialmente bien el año que viene, sobre todo por la fuerte exposición al sector financiero. Consideran en la firma que los retos a los que se encuentran los bancos europeos no son pequeños y no sólo porque a las entidades financieras les cueste ganar dinero en un entorno de bajo crecimiento y bajos tipos de interés. Consideran que la exigencia de capital y solvencia seguirá influyendo en la rentabilidad de estas entidades.

En concreto, el experto apunta que “pensamos que los bancos a medio plazo se van a convertir en una utility, con entornos más o menos estables. Lo mismo nos pasa con las empresas de telecomunicaciones, donde cada vez hay más regulación”.

Pero para Aviva todo esto no quiere que haya que salirse de la bolsa española, aunque no apostamos por las grandes del Ibex”. Eso sí, de este grupo sacan a Inditex, en la que tienen un 3,5% del capital. “Ojalá costara 23 euros, nos encantaría tener un 8 un 9%”, dice Benito, que cree que la matriz de Zara es una de las mejores empresas del mundo. En su opinión “creemos que el año que viene va a ser muy bueno para Espabolsa, pero no para el Ibex”. En su cartera también tienen Amadeus y Barón de Ley.  Es más, en la entidad creen que 2016 no va a ser el mejor año para comprar un ETF del selectivo español.
Ibex


QUIZÁ LE INTERESE LEER: “Los peores chicharros del mercado español“