Marzo es el mes en el que comienza la segunda estación del año, pero también en el que se cierra el primer trimestre. Con él, en términos de mercados, llegan las revalorizaciones a escena en término medio si nos fijamos en datos estadísticos después de dos meses en los que no se produce especial movilidad.
 
A los que apuestan porque el mercado alcista puede tener continuidad les sale un motivo para seguir adelante en la situación en la que nos encontramos. Wall Street se encuentra en máximos históricos, mientras que en Europa el DAXes el índice que principalmente tira del carro y apunta hacia más arriba.

En los últimos meses hemos asistido a una continuidad a las subidas en las bolsas, que llegaron desde que se conoció el resultado de las elecciones en Estados Unidos y que se han prolongado en los dos últimos meses. Unos meses, enero y febrero, que generalmente no son de los que muestran un mejor desempeño global en cuanto a la renta variable de los mercados desarrollados.

En este contexto, cabe observar cuáles son los movimientos que suelen realizar los principales índices durante el tercer mes del año, para saber si podría ser éste un buen momento de entrada. Al menos para el corto y medio plazo. En este sentido los datos de los diez últimos años muestran no es solo suele ser el mejor mes del primer trimestre del año, sino que es el que aglutina, en promedio, repuntes en el conjunto de los índices de los principales mercados: tanto en Europa como en Estados Unidos.

Observando la última década lo que se visualiza es que en marzo los índices más importantes de occidente tienen un desarrollo positivo. Sobre todo, en los principales selectivos del parqué neoyorkino. El Dow Jones avanza un 2,6% de media, el S&P 500 lo hace un 2,7%, mientras que el Nasdaq se mueve al alza sobre el 3%. Por tanto, si sigue esta misma estela, el mercado alcista tendría continuidad hasta al menos pasado el mes de marzo.

Comportamiento de los índices en marzo


Pero lo que llama poderosamente la atención es que sucede exactamente lo mismo en el Viejo Continente. Es decir, no hay ningún índice que se mueva a la baja en este mes tomando como referencia los últimos diez años de cotización. Así, destacaría la evolución del DAX, que suma sobre el 2,3%, seguido del Eurostoxx, que gana en este periodo un 1,5%, mientras que el CAC 40 repunta un 1% y el Ibex lo hace un 0,8%. O lo que es lo mismo, el selectivo nacional es el que tiene una dinámica más suave durante este mes.

Por otro lado, centrándonos mes a mes las conclusiones son aún más claras. Y más todavía si hablamos del Ibex 35. Y es que en estos diez años solo en tres ocasiones ha cerrado marzo con pérdidas, en 2011, 2012 y 2013. Esto refleja que en el 70% de las ocasiones durante este periodo hay revalorizaciones dentro del mercado español.

Comportamiento de los índices en marzo


Sin embargo, el índice que muestra más seguridad durante este periodo es el Dow Jones, puesto que solo ha tenido dos meses de caídas desde el 2007: en 2008 y en 2015. El resto de ejercicios ha constatado subidas, de entre las que destaca la que realizó en 2009, con avances del 7,7% y en el 2015, cuando sumó hasta un 7,1%.

De igual modo, S&P 500 y Dow Jones siguen la misma estela, con un 70% de opciones de revalorizaciones en este periodo, según los datos recogidos desde hace diez años. De ser así, sería el tercer mes consecutivo de subidas después de que en enero y en febrero hayan dado continuidad a los máximos históricos.

Con respecto al resto de índices los movimientos son muy parecidos. El selectivo germano solo en u 30% de las veces en la última década ha terminado marzo con descensos. Por su parte, Eurostoxx y CAC 40 han tenido ejercicios más complejos, aunque también en la mayoría, en el 60% de la muestra, muestra revalorizaciones en el tercer mes del año.

QUIZÁS LE INTERESE LEER:
La cautela prima en el Ibex 35, mientras Wall Street sigue sin dar vértigo
Las acciones más fuertes del Ibex 35 para buscar largos 
Los Oscars de la bolsa española