Ramón Morell, director de ETX Capital, da su visión sobre la situación actual de los mercados y explica dónde se encuentran las principales oportunidades de inversión en este momento.
 
Como señalaba los mercados están pendientes de las medidas del Banco Central Europeo. ¿Podría volver a suceder que Draghi volviera a decepcionar a las bolsas como ya ocurrió en la reunión anterior?

Podría volver a suceder perfectamente y además una parte del mercado está pensando que va  a ocurrir. Por eso vemos una inestabilidad en los mercados europeos. Puede ocurrir eso pero también todo lo contrario.

¿Qué probabilidades hay para que Draghi no decepcione a los mercados?

La mayor probabilidad es justo el 50%. Puede ocurrir una cosa, como la contraria o incluso las dos a la vez. Alguna vez cuando él ha hablado en la primera parte de su discurso los mercados lo han tomado como mal para luego bien o al revés. Y como es muy difícil, y así es el mercado, estamos todos expectantes a ver qué ocurre.

¿Qué margen de actuación le queda al BCE? Lo cierto es que cada vez se le acaban más las herramientas para combatir la inflación…

Sí, lo que ocurre es que también sube la creatividad del comité del BCE. En este sentido van buscando nuevas fórmulas que vayan a acomodar esos nuevos impulsos que quieren dar. Esas fórmulas pasan por la emisión de otro tipo de deuda. Van también por la vía de políticas fiscales en la medida que puedan armonizar las políticas fiscales de la Unión Europea, y va por darle ese mensaje de estar dispuestos a llegar hasta el final en todo lo que sea necesario, incluso con los tipos de interés negativos. Seguro que nos sorprende con alguno de estos mecanismos.

¿Qué movimientos se podrían esperar para el euro-dólar una vez comiencen a producirse las medidas de Draghi? Lo cierto es que siempre suele desarrollar movimientos después de la reunión. ¿Veremos devaluación con respecto a las principales divisas?

El mercado está anticipando algo con ello porque estamos reforzando al euro-dólar. Ya llega al nivel del 1,10 e incluso por encima. Vemos también una fortaleza con respecto a otras monedas como la libra. Algo está esperando el mercado en este sentido. Lo que puede pasar es que el euro se refuerce mucho más si vemos que las cosas pueden salir de un lado, o puede caer fuertemente si la política va a ser de tremenda liquidez o de tremenda maniobra. Tampoco lo sabemos. De hecho el mercado busca lo contrario. No va a ser tan satisfactoria la reunión y por tanto se está fortaleciendo el euro con respecto a otras monedas.

Por otro lado se cumplen ya siete años del inicio del bull market en Estados Unidos que ha sido uno de más largos de la historia. ¿En qué parte de este mercado alcista consideraría que estamos en este momento?

Eso depende de las opiniones que uno tome. Depende de los expertos y expertos hay como un campo entero. Realmente lo que parece es que podemos estar viendo nuevos máximos en el mercado. No hemos tocado fondo aún, con lo cual puede haber correcciones, pero desde luego habrá nuevos máximos. Lo que nosotros opinamos y lo que opinan muchos de los expertos con los que hablamos. Podríamos ver al S&P 500 por encima de los 2.000 puntos en este año si la política económica tanto en Estados Unidos como en Europa se encamina y si se refuerza la situación en China con esta acomodación de su plan de expansión entre el 6,5% y 7% este año. Si con esas perspectivas vamos bien, los mercados pueden ver nuevos máximos con tranquilidad.

Si continúa al alza, ¿qué tipo de acciones podrían liderar la subida?

Las acciones que sustentan mucho estas subidas con el petróleo a corto plazo son las acciones petroleras en relación con el suministro de petróleo y también los bancos, que están detrás financiando este tipo de compañías. Yo apostaría directamente por el sistema financiero. Los bancos van a hacer empuje. Van a tirar del resto de las compañías que trabajan con infraestructuras. De las que producen acero, que son constructoras, y a partir de ahí del resto del mercado.

En relación al mercado español, ¿qué podemos esperar para el medio plazo con el ambiente que tenemos a día de hoy?

Lo veo positivo. Quizá pasemos algo de turbulencias todavía. La verdad es que la situación política no está afectando al Ibex 35, porque vemos que va en la misma sintonía que el resto de los mercados. En ese sentido, lo que pase más adelante tampoco debería afectar. Creo que hay que ser optimistas y vamos a ver nuevos máximos también. Sigo con la apuesta del mercado financiero, fundamentalmente BBVA y Santander. También por las empresas tecnológicas, sobre todo Telefónica.

¿Podríamos apostar por algunas de las compañías que han liderado el rebote? ArcelorMittal, OHL, Acerinox…

En el caso de las compañías de acero sí. La apuesta viene dada porque parece que hay un incremento de la demanda de este tipo de producto en los mercados internacionales. Está subiendo el precio del hierro y de ahí se deriva el precio del acero. En consecuencia creo que podríamos tener una apuesta a medio y largo plazo por estas compañías que han sufrido y también ha rebotado.

¿Ve interesante invertir en Inditex a estos niveles después de las caídas que ha sufrido y a expensas de sus resultados?

Creo que con Inditex hay que hacer lo que me decía un amigo que es que hay que soñar. Tenemos que seguir soñando porque las cosas están bien hechas. Tiene un excelente director general, tiene un excelente propietario, y tiene que salir muy bien. Yo estoy apostando fervientemente por Inditex. Creo que vamos a tener una gran sorpresa este año con la comunicación de las cuentas para que sea una apuesta a futuro.