Llega el espectáculo deportivo más importante del año en Estados Unidos. Los broncos de Denver y los Seattle Seahwaks han llegado a esta cita tan esperada para conquistar el tan ansiado trofeo que les condecorará como mejor equipo de la temporada. Sin embargo, no son los únicos que pueden verse beneficiados con la llegada de este evento de tamaña repercusión. Muchas industrias están a la expectativa de embolsarse cuantiosos ingresos a su costa.

Se trata de todo un partido de fútbol americano cuya audiencia –en Estados Unidos– supera los 100 millones y que, además, cruza fronteras. Multitud de las compañías que cotizan en la bolsa norteamericana aprovecharán, como todos los años, su ocasión para buscar un anuncio en tiempo real para así llegar al mayor número de televidentes posibles. Es por eso por lo que firmas vinculadas al consumo no cíclico consideran a la superbowl una ocasión única.

Pepsio Coca-Cola
, cuyo nivel de ventas se ha visto mermado ligeramente en los últimos trimestres en Norteamérica en comparación con los datos reflejados un año antes, son dos de las compañías que esperan como el tigre a la espera de su presa la tan ansiada final de la NFL (National Football League).

Sabedores de que el consumo de refrescos se dispara en tan señalada fecha, se preparan de forma paciente ante un repunte de sus ventas para también intentar corregir al alza, de manera paralela, el precio de sus acciones. En el caso de Pepsi desde máximos de noviembre del pasado año han caído un 6% y por parte de la firma con sede en Atlanta desde su mayor cotización en el último año ha retrocedido casi un 10%.

Publicidad en los medios de Estados Unidos


Pero no son las dos únicas marcas de las compañías enmarcadas dentro de la bolsa neoyorkina que se pueden ver recompensadas con el evento del año del país. Los gastos por publicidad harán que News Corporation, que es el medio de comunicación que tiene los derechos de emisión de la superbowl a través de la FOX, incremente sus ingresos.

Así, en datos del tercer trimestre, la firma liderada por Rupert Murdoch obtuvo 34.000 millones en ventas y 1.100 millones de dólares en ganancias. Cifras que pretende mejorar con el crecimiento de la recaudación publicitaria por las campañas navideñas –en el cuarto trimestre fiscal– y por la recogida de beneficios tras el citado evento deportivo. Sería un punto positivo para mejorar el descenso que ha sufrido en los mercados en los últimos 3 meses de más del 12%.

Cotización News Corporation


De hecho, el encuentro nocturno supondrá una porción de lo que se espera que genere el sector publicitario para el presente año. Ateniéndose a los datos estimados por eMarketer, el gasto en publicidad aumentará este año un 3,9% con respecto a 2013 hasta llegar a la cifra de los 177.760 millones de dólares. Unos números importantes que este tipo de grandes acontecimientos, como también sucede con la gala de los premios Óscar, tienden la mano para lograrlos.

Aunque las empresas que deciden anunciarse también son otras de las grandes privilegiadas de la celebración de la superbowl. Sin ir más lejos, el sector de la automoción siempre está en constante lucha para aparecer durante 30 segundos en las pantallas. Chrysler, por ejemplo, tiene todas las papeletas para ser uno de los anunciantes el próximo sábado de la mano de su último modelo de Chevrolet, con el que esperan aumentar su nivel de ventas en fechas futuras.

Por último, las minoristas esperan que las superbowl les deje efectivo en caja. Es el caso de Wal-Mart, grandes almacenes como Macy’s e, incluso, JC Penney, que sigue sin levantar cabeza a nivel empresarial y bursátil. Del nivel de consumo de este fin de semana se juegan remontar con gran capacidad la cuesta de enero.

Son dos días clave y todo depende del énfasis del público norteamericano para ver el choque entre las dos grandes escuadras. Veremos, en la resaca del partido, si las cantidades que se han terminado de manejar superan las expectativas de las compañías o no.