Rosa Duce, economista jefe del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, y Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, analizan el panorama de mercado que esperan para este año y las oportunidades de inversión que podrían surgir en él.


Afirman que “la Fed es el mayor riesgo del mercado este año”, ¿por qué?
Creo que la Fed lo va a hacer bien y que va a ser prudente, subiendo los tipos de forma moderada. El problema es que los datos macro sean tan buenos, que le obliguen a tomar un calendario más agresivo del que el mercado descuenta. Para esto año creo que el riesgo de subida de tipos está a final de año. Esperamos que comience a subir tipos a partir de verano este año y se agudice más la subida a partir de 2016, cuando la tasa de paro estará en nivele muy bajos.

¿Por qué sectores apuestan del mercado estadounidense en 2015?
En EEUU apostamos por consumo discrecional, financieras y farmacéuticas. En estos sectores descontamos una subidas del 10%.

Manejan un nivel de 1,10 dólares para el EURUSD a final de año, ¿pero qué fluctuaciones podríamos ver en el par?
El par podría caer aún más y recuperar el 1,20. Pero lo que vemos claro es la tendencia alcista del dólar frente a otras divisas, de hecho, creemos que la subida del dólar contra el euro se va a acelerar en los próximos dos meses para acabar el año en 1,10 dólares y el próximo año podría situarse en 1,05.

¿Cuándo anunciará el QE el BCE y cómo se hará?
Está claro que lo anunciará. Creemos que seguramente lo anunciará en marzo, aunque en la reunión de enero hablará de “inminencia”, de que ya lo tiene, para que los mercados se queden tranquilos. Es arriesgado que lo anuncie antes de las elecciones griegas. El BCE podría comprar deuda soberana de los países que conformen la zona euro según el peso que aporten al PIB.

¿Qué impacto tendrá Grecia en el mercado?
A corto plazo generará volatilidad, pero somos positivos. Incluso si gana Syriza, las consecuencias no van a ser negativas porque, en todo caso, van a negociar unas nuevas condiciones de salida del programa de deuda y, en ningún caso, creemos que se vaya a salir de la zona euro. Grecia quiere estar en el euro porque, además, necesita el apoyo del BCE.

¿Por dónde pasan sus recomendaciones de inversión en Europa?
Creemos que hay que tener mucha cautela por los episodios de volatilidad, pero cualquier recorte puede ser una buena oportunidad para tomar posiciones. Nuestras bolsas favoritas son Alemania y España porque creemos que son las economías que más van a crecer dentro de la zona euro y porque sus empresas han tenido una gran diversificación vía geográfica y de negocio.

¿Qué previsiones de crecimiento manejan para España?
Manejamos un crecimiento del 1,9% para este año. Es una previsión cauta porque probablemente haya más fuerzas que vayan a presionar al alza que a la baja. Aún así, es pronto para subir nuestra previsión, pero podríamos acabar el año por encima del 2% si la economía europea se recupera y el BCE compra bonos públicos.

¿Niveles para el Ibex 35 para este 2015? ¿Por qué valores españoles apuestan?
Para este año manejamos un nivel de 12.000 puntos para este año, incluso se podría superar este nivel. El único sector en el que somos muy positivos es en el de banca doméstica, pero hay muchos valores en los que podemos depositar nuestra confianza por sus ingresos recurrentes y sus dividendos altos, como es el caso de Abertis, Red Eléctrica, Enagás o Iberdrola; aquellos que están ligados al turismo, como IAG, Meliá Hoteles o Amadeus; y valores que se pueden beneficiar de un buen ciclo y de la mejora de infraestructuras, como ACS y Ferrovial

¿Cuáles son sus perspectivas para el precio del petróleo?
La tendencia bajista del petróleo está clara porque hay un exceso de producción, pero creo que habrá un recorte de la producción. De hecho, creemos que la OPEP recortará la producción en primavera y el petróleo acabará el año en torno a los 70-75 dólares por barril. Esta previsión resulta un factor muy positivo para la economía mundial.