El presidente de Tesla, Elon Musk, ha vuelto a salirse del papel de presidente convencional al decir tras la presentación del nuevo modelo de coche eléctrico D, que las acciones de la compañía que dirige están caras.

Se trata de la segunda vez que hace esta afirmación en apenas un mes. Las acciones de la compañía han iniciado la jornada con descensos de más de un 6%. (Ver vídeo de la presentación)

Hasta hoy, las acciones de Tesla subían un 60%, a pesar de haber caído un 15% desde máximos. Justo el día en el que la compañía anunciaba que había elegido a Reno (Nevada) para la construcción de la gigafactoría, Musk dejó claro que a corto plazo las acciones de la empresa estaban caras; no a largo plazo. Hay que recordar que desde hace cinco años, las acciones de Tesla se multiplican por más de 15 veces en sólo cuatro años.

Tesla Motors


La compañía tiene un PER estimado en 12 meses de casi 250 veces. En estos momentos, un 61% de los analistas que siguen el valor apuestan por comprar sus acciones, el 33% mantener y el 6% recomienda vender esos títulos.
De hecho, el consenso es más optimista con el precio de la compañía que el propio fundador, ya que le dan un precio objetivo de 263 dólares a un año, es decir algo más de un 6% sobre el último cierre.


“Creo que algunas veces hay gente que se deja llevar por nuestra acción. Me parece que nuestra acción está algo cara ahora, para ser honesto.- aseguraba el experto en una entrevista hace sólo unas horas-. Déjame decirlo de otra forma. Si miras al largo plazo de Tesla, entonces cotiza a un buen precio. Si sólo te interesa el corto plazo, entonces no está tan claro”, dijo Elon Musk.

Anoche Musk presentó el nuevo Modelo D, que es parecido al S pero, según aseguran los expertos, es más potente y tiene un sistema de conducción semiautomático.