Ya lo avisaban algunos expertos hace meses. El desplome del precio del petróleo en los últimos meses va a hacer estragos en muchos sectores de la economía, no sólo en el de la energía.
Como siempre que se produce una situación como la actual, la solución viene de la mano de procesos de fusiones y, fundamentalmente, de adquisiciones.

Por eso los expertos de RBC Capital Markets acaban de publicar una nota en la que repasan qué compañías de distintos sectores del S&P 500 podrían ser candidatas a un proceso de adquisición. La situación es lógica, ya que normalmente estas situaciones suelen resultar en ciertas subidas para los accionistas que vendan.

Sin embargo, como no podría ser de otra manera, en la entidad consideran que uno de los sectores con más opciones para recibir ofertas de compra es el de la energía. Estas serían algunas de las que juegan en las quinielas de RBC.

C&J Energy Services: es una de las compañías más grandes en el segmento de los servicios para las petroleras, sobre todo está centrada en algunos de las tareas más complejas de este campo. La empresa acaba de anunciar en febrero que ella misma se ha convertido en una compradora al adquirir la unidad de servicios de Nabors Industries.

CARBO Ceramics: Es una compañía centrada en la fabricación de materiales para la industria petrolera y gasista.

Dril-Quip: Es otra de las empresas relacionadas con el sector petrolero que podrían ser opadas, según los analistas de RBC. La compañía fabrica productos y equipamiento para la industria, sobre todo en la exploración en aguas profundas.

Hornbeck Offshore Services: La firma publicó unos resultados muy débiles a comienzo de este mes. Su negocio es el de fabricar productos tecnológicos de nueva generación para los buques que se dedican a las tareas de exploración offshore, principalmente en el Golfo de México y Latinoamérica.

Rowan Companies: Es una empresa que se dedica a la exploración offshore. Su presencia está muy diversificada y tiene intereses en Oriente Medio, el Mediterráneo, Asia o México.

Los analistas de RBC afirman que este análisis no implica que ninguna de estas compañías vayan a recibir una oferta de compra pronto. Sin embargo explican que con los tipos de interés aún muy bajos y dado que el sector sigue estando muy polarizado, podría ser una buena oportunidad para que las grandes puedan hacerse con empresas que pudieran diversificar sus ingresos.

Posibles opadas


Si quiere acceder análisis sobre las empresas de las compañías de Wall Street, pinche aquí.