Banco Popular ha inyectado junto  al fondo Värde Partners, mediante su filial conjunta WiZink, 400,7 millones de euros para asumir así la compra de Barclaycard en España y Portugal y las exigencias de capital requeridas por la situación actual del negocio.
 
El importe de la adquisición no ha sido todavía publicado, pero fuentes cercanas del mercado han afirmado que superaba los 300 millones de euros.

Värde Partners y Popular WiZink ha realizado una ampliación de capital, distribuida en 42,3 millones de euros en fondos más 358,4 millones de prima de emisión, para poder realizar su inyección de recursos El reparto de esta ampliación ha estado determinada por los socios, que pretenden mantener el nominal de las acciones desde la entrada en el accionariado del fondo en el año 2014. En ese momento, el Popular vendió el 51% del capital de su división online y de tarjetas de crédito tras la adquisición de Citibank.

La ampliación de capital de WiZink ha permitido a la empresas elevar sus recursos a 1.029 millones de euros, un 38,8% más de los que acumulaba hasta el momento.

La filial conjunta y el Popular cerró la adquisición de Barclaycard el pasado 11 de noviembre de este mismo año. Así WiZink ya gestiona más de tres millones de clientes y 3.100 millones de euros en volumen de tarjetas de crédito.

WiZink no descarta realizar nuevas operaciones de corporación, ya que cuenta con el respaldo de estos dos socios. En cambio, el Popular pretende apostar por el impulso de las tarjetas, desde hace mucho tiempo, ya que permite conseguir una rentabilidad bastante elevada.Es más, el ROE roza ya el 16%, cifra muy superior a la media del sector financiero