Los directivos de algún gran banco estadounidense hablan en positivo de la entidad y el ámbito financiero se viste de verde. Ya pasó con el CEO de Citigroup y hoy la historia se repite de la mano del consejero delegado de Bank of America. El gigante financiero ya es rentable y comienza a diluirse, poco a poco eso sí, la desconfianza que acecha a los bancos. No así la de la renta variable al compleo porque aunque el Dow Jones avanza en positivo , gana un 0,22% hasta los 7.185 puntos, las dudas se imponen en el tecnológico Nasdaq que recorta un 0,37% hasta los 1.420 puntos y el S&P 500 coitza casi plano, recorta un 0,02% hasta los 750 puntos.
Cualquier noticia ligada al ámbito financiero dirige el ánimo de los inversores, para bien o para mal. Si a comienzos de semana era el CEO de Citigroup el que abría la puerta al optimismo para con el cuarto mayor banco de EEUU, hoy le toca a Bank of America. Su consejero delegado, Ken Lewis, mantiene que su banco tendrá 50.000 millones de dólares de beneficio antes de impuestos y provisiones, y que ya estaba siendo rentable en los dos primeros meses de 2009. Al calor de la esperanza en la recuperación todo el sector, sus valores avanzan casi todos en positivo, Bank of America suma un 6,50%, Citigroup recupera UN 8,98%, por cierto que la entidad prepara la nominación de cuatro expertos financieros, incluidos dos ex presidentes ejecutivos bancarios, para integrar el directorio en una medida que forma parte de la reestructuración de la junta del banco neoyorquino. Goldman Sachs sin embargo cede un 0,29%, JP Morgan gana un 2,16% y Morgan Stanley recorta un 0,21%. En relación al maltrecho ámbito financiero, el Federal Deposit Insurance Corp (FDIC), el fondo de garantía de depósitos de EE UU informa a los bancos de que podría reclamarles más intereses por garantizar sus activos de deuda. 

En el ámbito macroeconómico, la confianza del consumidor según la Universidad de Michigan se sitúa en los 56,6 puntos, ligeramente mejor de lo esperado y  el déficit comercial cayó en enero hasta los 36.000 millones de dólares, frente a los 38.000 millones que esperaba el mercado. Además, los precios de importación cedieron un 0,2% en el mes de febrero, por lo que el dato anual muestra un descenso del 12,8%, siete décimas menos de lo esperado. 


Gráfico Dow Jones

De vuelta al ámbito empresarial, habrá atención este viernes para el sector ligado al petróleo porque la IEA que revisa sus estimaciones sobre la demanda global de crudo para 2009, mantiene que se venderán 300.000 barriles menos por día, lo que hace que el oro negro escale posiciones por encima de los 47 dólares el barril de West Texas. Así las cosas, Exxon Mobile suma un 0,16%, Chevron recupera un 0,25%, Marathon Oil gana un 0,98% y Anadarko se revaloriza un 0,79%.

También habrá atención este viernes a los títulos Time Warner que nombró el jueves a Tim Armstrong, un alto ejecutivo de Google para dirigir su filial AOL en su esfuerzo por cambiar desde un proveedor de servicios basado en suscripciones a un modelo sustentado en publicidad. Los títulos de Time Warner ceden un 0,24%, mientras los de Google ceden un 0,69%. Por cierto que el ámbito tecnológico no lo está haciendo bien en la apertura, Microsoft recorta un 1,35%, Oracle se deja un 1,60% y Yahoo retrocede un 1,47%. De hecho el Nasdaq se viste de rojo al toque de campana. Y más títulos del sector en negativo, Nacional Semiconductor ve como la rebaja de rating que ha efectuado sobre ella Standard &Poor’s le afecta al toque de campana. Cede un 4,72%.


Warren Buffet es protagonista también en esta última sesión de la semana porque Fitch Ratings recorta la calificación crediticia de Berkshire al afirmar que ningún holding con orientación hacia el sector financiero debería tener una calificación "AAA", por a la significativa volatilidad del mercado. La acción de Berkshire, firma controlada por el inversionista Warren Buffett, perdió casi un tercio de su valor en 2008 y hoy en la apertura un 3%.
No deja de estar en el ojo del huracán y es que el sector automotriz no consigue solucionar su situación. Hoy le toca el turno a Chrysler porque Great Wall Motor, el mayor productor privado chino de todoterrenos, ha suspendido su colaboración con el fabricante estadounidense debido a que los "cambios" que están experimentando las dos compañías les impiden "tomar decisiones sustanciales", explicó la presidenta de la firma china. Así las cosas, General Motors se revaloriza un 14,68% y Ford suma un 2,86%.