El mercado americano abre sus puertas y lo hace con tono ligeramente negativo. En concreto, una penalización del 0,16% para el Dow Jones, una cesión del 0,44% en el Nasdaq y del 0,31% en el S&P500. Un comportamiento que espera conocer la decisión de la FED el miércoles y que se produce a pesar de la revalorización de más del 70% de Freddie Mac tras su publicación de resultados.
Wall Street comienza la semana con signo ligeramente negativo y lo hace después de las ganancias registradas el pasado viernes, al calor del informe de empleo que dejó 247.000 desempleados más, la menor cifra desde agosto de 2008. Sin embargo, la publicación de referencias macroeconómicas seguirán esta semana…con dos vértices principales: reunión de la FED – con respectiva decisión sobre tipos de interés en la que no se esperan cambios desde el actual nivel del 0-0,25%- así como diferentes datos sobre consumo. Se prevé que las ventas mensuales de los minoristas hayan crecido un 0,7 por ciento durante julio, de acuerdo a economistas encuestados por Reuters, comparado con el repunte de un 0,6 por ciento visto en junio. Unos datos que podrían confirmar las palabras de economistas como Laura Tyson o Paul Krugman advirtiendo de que la recesión podría terminar pronto, pese a su cautela respecto al crecimiento futuro.

Ante ello, el Dow Jones cede un 0,16% y abre en los 9.348 puntos. Con más volúmen cede el índice tecnológico. Un 0,44% que lleva al Nasdaq a los 1.996 puntos. Todo ello ante un S&P500 que abre con una caída del 0,27%  hasta los 1.007 puntos.

Avalancha de referencias empresariales


Goteo de referencias económicas y avalancha de resultados empresariales durante la semana, con especial atención a los que publique este próximo jueves Wal-Mart. Con unos inversores impacientes por ver si la cadena se beneficia o no de la búsqueda de productos low cost, el valor comienza la sesión con una ligera caída del 0,04% que le lleva a los 49,29 dólares en los primeros minutos de negociación. Sin embargo, empresas como Dynegy o Sysco se han apresurado a publicar sus resultados trimestrales. La energética sufre más del 2% de penalización minutos después de anunciar un incremento de sus pérdidas hasta julio de 345 millones de dólares frente a la pérdida de 272 millones obtenidos en el mismo período del año anterior.

Algo más positiva es la evolución de Sysco. Registró un beneficio de 315,3 millones de dólares, un 5,6% menos que el beneficio de 334,1 millones obtenidos de marzo a julio de 2008. Un resultado que se vio afectado por la reducción de los ingresos e incremento de los gastos y que los inversores ‘pagan’ con una caída del 0,16%, hasta los 24,894 dólares. Durante la sesión se espera que la propietaria de edificios de oficinas Maguire Properties publique una pérdida de 380 millones de dólares, según la previsión de The Wall Street Journal. Unas cifras que también parece prever el mercado pues penaliza al valor con más del 14% de caída, hasta los 0,89 dólares en los primeros minutos de negociación.

Freddie Mac y Fannie Mae, líderes de la sesión


Y de unas compañías que están publicando…a otras que lo hicieron el pasado viernes y hoy lo cotizan en el mercado. Freddie Mac reportó una ganancia de 768 millones de dólares par el segundo trimestre del año advirtiendo de que podría necesitar más ayuda del gobierno. Unas declaraciones que sin embargo son bien acogidas por sus inversores. El valor incrementa un 79,73% su precio mientras que Fannie Mae se anima con algo más del 30% de revalorización, hasta los 0,66 dólares en la apertura.

En el plano de operaciones corporativas, de nuevo Microsoft en el punto de mira. La tecnológica alcanzó durante el fin de semana un acuerdo para vender su división Razorfish a Publicis por 530 millones de dólares. Una operación que la compañía recibe con una penalización del 0,21%, hasta los 23,56 dólares por acción.