El Nobel de Economía Paul Krugman considera que la economía global necesita el impulso de una segunda ronda de estímulos para evitar una crisis prolongada al estilo de la sufrida por Japón, aunque afirma que la actual situación ya no se asemeja a una segunda Gran Depresión.

"En estos momentos el mundo en general se asemeja al Japón de principios de los 90. No es una catástrofe, aunque no sabemos cómo se desarrollará. De hecho, el desplome globalmente ha sido mucho peor que cualquiera ocurrido en Japón durante la 'década perdida'", señala Krugman en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNBC.

A este respecto, el economista considera "fudamental" un nuevo paquete de estímulo para lograr una recuperación sostenible. "Realmente deberíamos contar con un segundo estímulo (...) La buena noticia es que ya no parece que estemos ante la segunda Gran Depresión, como pareció durante algunos meses", apunta Krugman.

Por otro lado, el Nobel de Economía rechaza los temores "excesivos" a que estos planes de estímulo puedan representar una amenaza desde el punto de vista de la inflación, ya que, en su opinión, no hay signos de inflación en el horizonte.

"Hay que entender que al inyectar dinero en el sistema, en su mayor parte se queda ahí. Es bastante sencillo retirarlo si la inflación comienza a ser una amenaza", dice Krugman.

Nacido en 1953, Paul Krugman fue galardonado con el premio Nobel de Economía 2008 por "sus análisis de las pautas comerciales y de la geografía de la actividad económica". Asimismo, Krugman fue premiado en 2004 con el Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Actualmente, Krugman es profesor de Economía y Asuntos Internacionales en la Universidad de Princeton, y colabora con el periódico 'The New York Times'.