El secretario de Estado de Economía, David Vegara, defendió hoy la recomendación hecha a los bancos y cajas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que sigan concediendo créditos, algo que, dijo, hizo aludiendo en todo momento a la "prudencia que debe imperar en el sistema". Zapatero animó ayer a los bancos a que "dentro del principio de seguridad, mantengan un nivel razonable de créditos, en particular en el sector inmobiliario", con el fin de que no influya en la concesión de hipotecas la repercusión de la crisis financiera.
En su intervención en el Foro Cinco Días, David Vegara señaló que Zapatero "no tiene ninguna duda de que el sector financiero actuará con la prudencia que debe imperar en el sistema" y los bancos y cajas "harán su trabajo". Además, insistió en que en España no existe un sector de hipotecas de alto riesgo, y recordó que el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) dice "textualmente y meridianamente claro", en su último informe sobre el país, que en España "no hay nada parecido" al mercado "subprime". El secretario de Estado insistió en que el sistema financiero español goza de una "excelente salud", como también lo ha subrayado el propio Zapatero, y recordó que los "ratios de eficiencia" de las entidades de crédito españolas son "muy superiores" a los del conjunto de la UE. También apuntó que las tasas de morosidad se encuentran "en niveles muy reducidos", y los niveles de provisiones contra créditos dudosos son muy superiores a los del resto de estados miembros de la UE. Por otro lado, recordó que el porcentaje del crédito cubierto con depósitos se encuentra en niveles confortables, por lo que "es razonable pensar que las entidades de crédito españolas no se verán afectadas en la misma medida que otras" por las variaciones de liquidez de los mercados financieros. Además recordó que la tasa de ahorro de los hogares españoles, equivalente al 22% del PIB, es mayor que la de la media de la zona euro, y aunque hay una importante necesidad de financiación -por el déficit por cuenta corriente- que supone el 8% del PIB, se debe en buena medida a la elevada inversión. Aboga por la moderación salarial para mantener el crecimiento Vegara insistió en que el Gobierno continúa "cómodo" con su previsión de un crecimiento económico del 3,3% para el año que viene, que "sigue siendo razonable" y a pesar de las turbulencias financieras de los últimos meses. A este respecto, el secretario de Estado reiteró que la economía española goza de la fortaleza suficiente para hacer frente a los posibles impactos de la crisis de los mercados. Así, habló de la "excelente solvencia" del sistema financiero, la "solidez" de las balanzas de las empresas o la riqueza patrimonial de las familias. A estos factores añadió el de la moderación salarial, que en los últimos años se ha convertido en un "activo fundamental para la economía española". El mantenimiento de la moderación de los salarios, añadió, "contribuirá a que, llegado el caso, el proceso de crecimiento y de creación de empleo continúe en un contexto en el que la demanda interna crezca a ritmos algo más moderados".