Tras la euforia compradora…llegan las ganas de descansar. Al menos así parecen entenderlo los inversores estadounidenses. Un día después de conocer detalles del plan de rescate bancario y las medias anunciadas por el secretario del Tesoro, Timoty Geithner, las plazas de Wall Street comienzan la sesión con recortes. Un ‘respiro’ que lleva al Dow Jones a los 7.712 puntos y al Nasdaq a un retroceso del 1,4%, hasta los 1.532 puntos. A la espera de conocer las declaraciones del propio Geithner y el presidente de la FED, Ben Bernanke ante el congreso acerca de las ayudas a instituciones financieras y bonos pagados a ejecutivos de algunas empresas- como AIG- las referencias económicas dejan un índice de ventas minoristas sin cambios. Y ello en una jornada en la que el dólar se alza frenta al euro y alcanza las 1,3513 unidades.
Y tras la marea…llega la resaca. Un día después de que la Casa Blanca presentara formalmente su plan para sanear la banca mediante la compra de activos tóxicos, la calma atempera la euforia compradora de los inversores. Un programa que estipula que el gobierno provea una financiación de hasta 1 billón de dólares en compras de activos inmobiliarios, utilizando hasta 100.000 millones de dólares de los fondos del rescate bancario del Tesoro. El Dow Jones se deja un 0,8% en la apertura y marca los 7.712 puntos. El tecnológico Nasdaq se convierte en el más penalizado con caídas del 1,41% en tanto que el SP-500 se deja un 1,14% y abre en los 813 puntos. En el plano económico, el índice de ventas minoristas del Redbook Research se mantuvo sin cambios durante las tres primeras semanas de marzo, frente al mismo período del mes anterior. Según el informe, se esperaba que las ventas ascendieran un 0,4% en el período. Redbook indicó que, sobre una base no ajustada, las ventas en la semana al 21 de marzo se redujeron un 1,3% frente a la misma semana del 2008.

Gráfico Dow Jones




Con estas referencias no es de extrañar que compañías del sector coticen con importantes recortes en la apertura. Wal-Mart se deja iun 0,84% en los primeros minutos de negociación. JC Penney alcanza los 18,76 dólares tras un descenso del 1,28% en tanto que otras de su sector, como GAP o Sacks, acusan pérdidas al ritmo del 1,48% y 2,22% respectivamente.

Sector financiero y AIG en el punto de mira

Sin embargo, el sector financiero es el verdadero protagonista y no sólo por el plan de rescate. La compañía podría estar considerando vender parte de su 4,9% de Industrial & Comercial Bank of China, una medida con la que podría recaudar más de 1.000 millones de dólares. Además la prensa informa esta mañana que Goldman Sachs – que cede un 1,53% en los primeros minutos de negociación - planea pagar al Gobierno Federal un préstamo por 10.000 millones de dólares que le otorgó en octubre. Un pago que podría realizarse incluso el próximo mes debido en parte a la controversia en torno a los pagos de bonificaciones de American International Group Inc. (AIG) y a su rol como contraparte de AIG.

Y es que de nuevo la aseguradora AIG en el punto de mira. Esta mañana Wall Street Journal publicaba que el servicio fiscal estadounidense está cuestionando ciertas transacciones de la unidad de productos financieros de la aseguradora, que permitían a bancos y a la misma AIG beneficiarse de reducciones fiscales. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, encaran hoy una interpelación en el Congreso acerca del socorro a las instituciones financieras y los bonos pagados a los ejecutivos de algunas empresas. Y ello mientras continúa la controversia acerca de unos 165 millones de dólares pagados en bonos a ejecutivos de la firma aseguradora American International Group (AIG). La firma recibió miles de millones de dólares del gobierno el año pasado para evitar su colapso. Los bonos se pagaron en cumplimiento de los contratos de esos ejecutivos. Geithner podría utilizar la ocasión para solicitar nuevas regulaciones que podrían haber ayudado a impedir la necesidad de que el Gobierno otorgue fondos de los contribuyentes a AIG. La aseguradora se anota pérdidas superiores al 7,47% y marca los 1,48 dólares en su primer movimiento.

El descenso de los precios del petróleo sigue afectando al sector de la energía. Mientras que los futuros del crudo estadounidense cercan en los 53 dólares el precio del barril, las acciones de compañías como Exxon Mobil o Chevron se toman su particular ‘respiro bajista’. En concreto, Exxon es penalizada con más del 0,8% de caída en tanto que Chevron desciende un 0,9%, hasta los 69,15 dólares por título

Deuda


Los títulos del Tesoro de Estados Unidos se cotizaban a la baja en forma previa a la primera subasta de valores de esta semana por parte del Gobierno. El Tesoro venderá 40.000 millones de dólares en notas a dos años, la primera subasta de los 98.000 millones que planea vender esta semana. El mercado de bonos también se ha visto afectado por el IPC conocido en Reino Unido, que fue mayor que el esperado por los analistas. La noticia provocó un descenso de los valores del Gobierno británico, conocidos como gilts. Sin embargo, las ventas eran frenadas a medida que el mercado se preparaba para las compras de bonos por parte de la Reserva Federal.

Precisamente el resto de plazas europeas han difuminado sus dudas según ha comenzado la sesión americana. El Eurostoxx50 sube un 0,29% y alcanza los 2.127 puntos. El DAX se instala sobre una subida del 0,31% en tanto que el FT-100 recorta un 1,25% y marca los 3.903 puntos. Una caída que se produce al tiempo que el Ibex35 permanece plano sobre los 7.954 puntos.