El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, declaró el martes a legisladores que comparte la frustración del público por las prácticas de compensación de American International Group (AIG) y dijo que la aseguradora representa las "fallas generales" del sistema financiero estadounidense. "Comparto el enojo y la frustración del pueblo estadounidense, no sólo por las prácticas de compensación de AIG y en otras partes de nuestro sistema financiero, sino que también porque nuestro sistema permitió una escala de toma de riesgos que causó un grave daño al destino de todos los estadounidenses", dijo el funcionario en una declaración preparada con anticipación para ser presentada al Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.
Geithner tiene programado testificar ante el panel junto al presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y al presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley. De acuerdo a las declaraciones preparadas, Geithner diría a los legisladores que todas las firmas y los mercados importantes para el sistema financiero deben someterse a una fuerte supervisión, incluyendo límites al riesgo que pueden tomar.

El punto central de la audiencia es el rescate gubernamental de AIG, pero el Geithner planea usar la presentación para pedir nuevas regulaciones que podrían haber evitado que el Gobierno tuviera que destinar fondos de los contribuyentes a la aseguradora.

Geithner, en su testimonio, destaca la necesidad de que la legislación otorgue al Gobierno federal nuevos poderes regulatorios para enfrentar el problema de instituciones financieras cuyo fracaso presentaría serios riesgos al sistema financiero. Esa llamada "autoridad resolutiva" habría permitido al Gobierno controlar a AIG de modo que hubiera mantenido la estabilidad del sistema financiero, dijo Geithner. Geithner añadió que el Secretario del Tesoro debería ser el funcionario que determine cuándo usar la autoridad resolutiva.

La autoridad resolutiva es un elemento clave del plan del Gobierno para hacer frente al problema del riesgo sistémico. Significaría que el Gobierno federal podría podría modificar acuerdos de pagos a ejecutivos y enfrentar carteras de derivados riesgosos. Por otra parte, Geithner reiteró que obtuvo un informe completo sobre las compensaciones de AIG recién el 10 de marzo.