La agencia de evaluación de riesgo Standard & Poor's (S&P) puso hoy bajo vigilancia con implicaciones positivas las calificaciones del banco hipotecario británico Alliance & Leicester (A&L), informó la firma en un comunicado. La acción se produce tras anunciarse la compra de la entidad británica por parte del español Banco Santander, cuyas calificaciones no se ven afectadas por la operación, indicó S&P en un comunicado desde su sede en Londres.
Tampoco las calificaciones de Abbey, filial del Santander en el Reino Unido, se han visto afectadas por el anuncio, añadió la fuente. "La adquisición por el Santander es positiva para el perfil de crédito de A&L", consideró Standard & Poor's en el comunicado, en el que destacó que la entidad británica se ha visto afectada negativamente por las difíciles condiciones del mercado en el último año. "Bajo propiedad del Santander, consideramos que A&L tendrá una flexibilidad estratégica y financiera mayor", añade la agencia de evaluación de riesgo. Santander comprará el banco británico en una operación en la que se cambiará una acción del banco español por cada tres acciones de A&L, lo que supone un coste para la entidad de 1.574 millones de euros y una ampliación del 2% de su capital para el canje. Según informó hoy la entidad a la española Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta operación supone una ampliación de capital del 2% por parte de la entidad presidida por Emilio Botín, mientras que A&L se integrará en la filial del grupo español Abbey.