Sony Ericsson ahora espera que el mercado de teléfonos móviles caiga en 2009 menos de lo que había estimado anteriormente, dijo el consejero delegado saliente, Dick Komiyama, en una conferencia telefónica tras los resultados del tercer trimestre publicados el viernes.