Banco Santander Central Hispano podría obtener el visto bueno de la Comisión Europea para acometer la compra de activos de la holandesa ABN Amro Holdings NV en el marco de la oferta presentada por el consorcio formado además por Royal Bank of Scotland (RBS) y Fortis NV por 71.000 millones de euros ya que no existe solapamiento, según informaron fuentes a Thomson Financial News.
Mediante la operación de compra conjunta de ABN, Santander incorporará los activos de ABN Amro en Latinoamérica (Banco Real en Brasil), Italia (Antoveneta), además de Interbank en Países Bajos. Santander pagará 19.900 millones de euros por estos activos. La Comisión Europea, que dará a conocer su decisión sobre la oferta el próximo 19 de septiembre, estudiará por el procedimiento simplificado la parte correspondiente al Santander. Sus socios escocés y belga se someterán a una primera fase de estudio, que podría ampliarse con una segunda fase de investigación si se observan riesgos para la competencia en Europa. Este último procedimiento puede durar hasta 5 meses. Según dijo un responsable del servicio de competencia de la UE, Santander 'cumple con los criterios relevantes' para seguir un procedimiento simplificado, sin aportar más detalles. Las fuentes consultadas afirman que la compra de ABN presenta potencial de solapamiento en Holanda y Reino Unido, pero menos en España, lo que explicaría por qué el Ejecutivo europeo ha optado por este procedimiento. El caso de RBS plantea mayor riesgo para la competencia ya que tiene mayor presencia en los mercados regionales en los que están los activos de ABN. La fuente señala que es poco probable que los tres oferentes quieran gestionar conjuntamente ABN. 'Lo dejarán en piezas sueltas que irán añadiendo a sus negocios ya existentes. Las piezas de Fortis y RBS crearán más problemas de competencia, mientras las de Santander no', recalcó de nuevo la fuente, ya que el escollo será sobre todo el negocio de banca minorista en Holanda. La Comisión Europea aprobó a principios de agosto la propuesta del banco británico Barclays PLC para comprar ABN Amro por 66.000 millones de euros. El Ejecutivo europeo dijo entonces que la operación no tendría impedimentos significativos en la competencia en el Área Económica Europea. En un comunicado indica: 'Barclays no está actualmente activo en banca comercial y corporativa en el mercado doméstico de ABN Amro, Países Bajos. Las actividades de ABN Amro en estos nichos en Reino Unido son marginales'.