Los contratos a futuro sobre el oro revirtieron rumbo y caían el viernes en una sesión volátil luego que el dólar repuntara de su debilidad previa a medida que los operadores reevaluaban el informe de empleos. Además, los actores del mercado vendían oro tras un alza inicial para tomar ganancias antes del fin de semana.