Era demasiado obvio que en la mano del BCE estaba la decepción del Ibex 35. “¿Estarían mejor callados?”, se preguntan algunos analistas.El de hoy no es el mayor desplome bursátil del Ibex 35 en lo que va de año, pero ha estado cerca. El selectivo pierde todo lo recuperado hasta el momento con una caída del 5,16% habiendo perdido ya los 6.400 puntos con la banca mediana arrastrada, al igual que el sector constructor y, mientras, la prima de riesgo se dispara nuevamente camino de los 600 pb. ¿Quién dijo miedo? Más bien pavor de los inversores que venden cada vez que huelen incertidumbre.

“Creo que en Italia somos los únicos que llamados ‘fondos malgastados’ al fondo europeo de estabilidad’, ha afirmado hace escasamente media hora el primer ministro italiano, Mario Monti. Lo ha dicho en la rueda de prensa posterior a la reunión mantenida con el titular español, Mariano Rajoy, y ha venido a rematar la decepción provocada por Mario Draghi.



Era tan sencillo como dar aliento a los mercados vía palabras de ánimo y respaldo, pero el Banco Central Europeo ha debido considerar más que suficiente el mensaje lanzado la semana pasada. Hoy toca cal y Mario Draghi se ha limitado a vislumbrar en el horizonte una nueva bajada de tipos de interés, aunque de momento permanecen en el 0,75%, y a no avanzar ningún tipo de estímulo económico, ni de transformación del MEDE, ni de compra de bonos periféricos que era, como aseguran desde Serenity Markets, lo que esperaba el mercado.

“Incluso aunque el BCE estuviera listo para actuar, ¿cómo podría hacerlo si ningún país ha solicitado ayuda?”, aseguraba Draghi en la clásica rueda de prensa de los jueves. Y de la decepción, llegaron las pérdidas. El Ibex 35 cierra con un desplome del 5,16% hasta los 6.373 puntos. La banca mediana vuelve a ser –de forma más que predecible- la gran perjudicada. El Banco Popularse deja un %, seguido de Sabadellque pierde otro %. Y obviamente, como no podría ser de otra manera, los sectores de construcción y derivados sufren como ArcelorMittal, FCC o Sacyr Vallerhermoso que pierden más del 8% y 7% respectivamente.

Los grandes bancos, a pesar de ser, según los expertos, los que salgan ‘indemnes’ de esta crisis de la eurozona, arrastran al Ibex 35 con pérdidas del 6,6% para BBVA y Santander.

Día y Endesaque presentaban este jueves resultados se libran de la quema y sólo ceden la primera plaza a un valor: Bankia. Mantiene su rutina la entidad con una subida que le impulsa hasta el borde de los 90 céntimos. “Cota psicológica”, como denomina Roberto Moro, de Apta Negocios, al euro tal y como le ha sucedido a otra serie de valores del selectivo.

El mercado de deuda bien es sabido que funciona de manera inversa. El spread de deuda se ha disparado casi un 11% hasta los 595 puntos básicos y el bono español a diez años escala más del 5%, hasta el 7,09%. El bono español a cinco años hace lo propio hasta una rentabilidad del 5,32%.

SPREAD 10 YEARS SPAIN (FUENTE: BLOOMBERG)



Europa, más moderada
Es siempre así. A los españoles nos gusta destacar tanto por exceso como por defecto y resulta ser que a los italianos les sucede más de lo mismo. El FTSE MIB cierra con un desplome del 4,20%, mientras que el resto de bolsas europeas contienen la sangría de pérdidas al 2,80% del Eurostoxx 50, 2,30% del Cac parisino u otro 2,20% en el caso del Dax Xetra germano.

En Wall Street priman las pérdidas por decepción doble. A la de la FED del cierre de la reunión del miércoles, se suma hoy el BCE. El Dow Jones se deja a esta hora más del punto porcentual y pone en juego los 12.800 puntos.

El par euro/dólar –que en caso de bajada de tipos de interés caerá aún más si cabe- se coloca en el 1,21.

SPREADS INTERNACIONALES (FUENTE: BLOOMBERG)