Descartada una de las opciones que el BCE tenía para aliviar la maltrecha economía de la Eurozona, bajar los tipos. El organismo bancario central ha decidido dejarlos en mínimos históricos, en el 0,75%. 
 
En su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno del BCE ha decidido que los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación, la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito se mantengan sin variación en el 0,75%, el 1,50% y el 0,00% respectivamente. Según David Aranzábal, CEO de la Escuela FX for a Linving, “una bajada de tipos sería la menos efectiva de todas las posibles medidas que puede tomar el BCE, porque las economías española italiana no van a dejar de tener problemas de deuda por la disminución del precio del dinero”.

El mercado sigue pendiente de la comparecencia del presidente del BCE, Mario Draghi, a las 14.30 horas, para saber si finalmente el organismo decide tomar otras medidas que puedan aliviar la presión sobre la financiación de España e Italia. Los inversores descuentan algún tipo de anuncio, especialmente tendente a la compra de deuda soberana de estas economías, luego que la semana pasada Draghi anunciara a bombo y platillo que hará "lo que sea necesario" para preservar el euro.

El BCE también tiene otras posibles opciones, como situar en negativo los intereses de la facilidad de depósito; abrir la barra libre de liquidez (LTRO); recortar tipos de los depósitos del BCE (Leer: "Llegó el día D. ¿Qué consecuencias tendrán las decisiones del BCE?"


Entre tanto, la prima de riesgo española sube hasta los 530 puntos básicos y el Ibex 35 avanza un 0,78% hasta los 6.772 puntos.