Las tarifas medias de acceso a los autobuses urbanos de treinta ciudades españolas tienen diferencias de hasta el 163%, según un estudio comparativo realizado por la asociación Facua-Consumidores en Acción, que pone de manifiesto que Palma de Mallorca, Sevilla y Murcia son las ciudades que más han subido los precios de este servicio en 2009. La organización de defensa de los consumidores señaló que la subida media de las tarifas del bonobús o de la tarjeta recargable con derecho a trasbordo de los autobuses urbanos de las ciudades españolas se incrementó un 8,2% este año, lo que representa una cifra "cinco veces" superior al IPC interanual de 2008.