El gigante petrolero francés Total ha logrado algo más de 3.000 millones de euros de beneficios en el primer trimestre, un 17 por ciento menos respecto al mismo periodo de 2006. Esta caida se explica por elementos excepcionales y por un deterioro de los resultados operativos. Sin contar con esos elementos excepcionales, el benefico ha bajado un 11 por ciento.
El resultado neto ajustado de la compañía -que excluye los elementos excepcionales- se ha reducido un 11% en los tres primeros meses del año a 2.992 millones de euros. En cuanto al resultado operativo ajustado, se redujo en un 14% a 5.729 millones de euros. La compañía relaciona ese deterioro en particular con un contexto petrolero en el que el precio medio del barril ha caido un 6% en dólares en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2006, y en el que además el dólar se ha depreciado respecto al euro (pasó de 1,20 a 1,31 de media en un año). Frente a eso, los márgenes en la petroquímica en Europa han mejorado respecto a los tres primeros meses del pasado año, aunque retrocedieron ligeramente respecto al último trimestre de 2006. Total ha querido quitar importancia al retroceso de sus resultados destacando que el resultado neto ajustado por acción en dólares sólo cayó un 1% a 1,72 dólares por título, resultado en parte de una auto-compra de seis millones de acciones propias a las que dedicó 306 millones de euros entre enero y marzo. El resultado operativo neto ajustado de los sectores de la empresa ha bajado un 9% a 2.948 millones de euros, con un descenso del 18% a 1.961 millones en la actividad de exploración y extracción, que no ha podido compensarse con el alza del 9% en refino y distribución con 708 millones y del 47% a 279 millones en química. Total ha dedicado en los tres primeros meses del año 2.844 millones de dólares a inversiones netas, una cifra ligeramente superior a los 2.829 millones un año antes. La facturación del gigante petrolero francés fue de 37.043 millones de euros, un 3% menos que entre enero y marzo de 2006. El peso de la deuda sobre los fondos propios era del 23% de los fondos propios a fecha del 31 de marzo, frente al 34% a finales de año y al 26% al concluir el primer trimestre de 2006. El grupo petrolero ha confirmado, a ese respecto, su objetivo de mantener la deuda en una horquilla de entre el 25 y el 30% de sus fondos propios. Total también ha subrayado que se ha visto confortado su objetivo de aumentar su producción de hidrocarburos en más del 5% anual de media de aquí a 2010. Para este año, esa progresión debería en cualquier caso ser "inferior al 6%" debido a contribuciones "más limitadas de lo previsto" en Azerbaiyán y Venezuela y a "las incertidumbres que persisten sobre la situación en Azerbaiyán.