El Ibex 35 se llena de dudas a media sesión, pese a que el dato de expectativas empresariales en Alemania ha salido muy por encima de lo previsto. El Ibex 35 sube un 0,01 por ciento hasta los 9.519 puntos en un día marcado por la indefinición en toda Europa, donde el euro se cambia por 1,3886 dólares y el barril de Brent se paga a 70,08 dólares.
La bolsa española se deja arrastrar por la indefinición a media sesión, pese a la sorpresa positiva producida por el índice ZEW alemán de expectativas empresariales, que ha subido en junio hasta alcanzar los 44,8 puntos, muy por encima de los 31,1 puntos de mayo. Pese a ello, sus alzas son discretas, de modo que no parece que llegue la corrección más amplia que se pregona desde hace semanas. Detrás de ello, destacan algunos expertos, puede estar el cierre de trimestre que se producirá este viernes y que puede “sostener” a los indicadores. Sea como sea, lo cierto es que la bolsa española camina sin un rumbo muy claro transcurridas las primeras horas de negocio, mientras el mercado digiere la rebaja de que la agencia Moody´s ha realizado sobre 25 entidades españolas. Junto a ello, hemos conocido que los precios de consumo han subido un 0,1 por ciento en mayo en la zona del euro, pero en relación al mismo mes de 2008 se han mantenido invariados, algo que nunca había sucedido desde que comenzó a elaborarse este indicador, en 1997.

BME, la más castigada

El gestor de las bolsas españolas, BME, lidera los números rojos dentro del selectivo del continuo a media sesión. Baja un 3,11 por ciento, seguido del 1,5 por ciento que retroceden tanto OHL como Abengoa y FCC, en un día negativo para todo el sector constructor en general. Entre los pesos pesados, Telefónica se deja un tímido 0,13 por ciento y ceden terreno también Iberdrola y BBVA, en torno al 0,5 por ciento ambos. Al alza, sin embargo, se mueven tanto Repsol (+0,31 por ciento), sobre el que Banesto Bolsa ha bajado el precio objetivo de la petrolera hispano-argentina desde los 23,4 euros hasta los 18,3 euros, como el Santander, este último después de que Goldman Sachs haya mejorado su recomendación sobre el Santander a comprar desde neutral. Además, Golman también ha incrementado el precio objetivo desde 9,1 euros hasta los 10,7 euros.

Sin embargo, los mayores repuntes corresponden a media sesión dentro del selectivo del continuo a Enagás, arriba un 0,78 por ciento.

Gráfico Ibex 35


Jazztell, entre los peores

En el mercado continuo, las acciones de Funespaña y de Sos Cuétara destacan por sus alzas superiores al 4 por ciento, frente al descenso del 4,7 por ciento de Iberpapel o de más del 3,5 por ciento de Adolfo Domínguez y de Reyal Urbis. Sin embargo, otras compañías destacan porque son objeto de algún tipo de noticia. Es el caso de Jazztel. Según Ibersecurities está dando pasos en la dirección correcta porque la operadora está teniendo éxito en su proceso de transformación. Dice que el acuerdo de reestructuración de deuda ha mejorado "sustancialmente" el perfil de Jazztel, aunque mantiene su recomendación de vender y un precio objetivo de 0,28 euros, debido a que considera exigentes los niveles de valoración actuales. Las acciones de Jazztel se dejan a media sesión en torno a un 3,5 por ciento. En cambio, Rovi reacciona con alzas del 1,2 por ciento tras conocerse que UBS considera que los resultados de Fase I presentados por Rovi para su heparina RO-14 son prometedores y que su compuesto Bemiparina ha mostrado resultados que son una "ventaja clave". La firma suiza reitera comprar acciones de la compañía con un precio objetivo de 8,40 euros. Por su parte, las acciones de Tubacex, sobre la que Deutsche Bank ha elevado su consejo sobre Tubacex a comprar desde mantener, avanzan un 1,34 por ciento.

La indefinición se apodera también del resto de plazas europeas a media sesión. En Londres, el FT100 sube un 0,36 por ciento. El Cac 40 de París se deja un 0,12 por ciento, un 0,26 por ciento retrocede el Dax xetra del mercado germano, mientras que el Eurostoxx 50 cae un 0,06 por ciento.