La confianza económica alemana mejoró en junio por octavo mes consecutivo gracias al optimismo existente entre los expertos con respecto a la recuperación de los mercados, según indicó hoy el instituto alemán Zew. Concretamente, el indicador mejoró 13,7 puntos y ahora permanece en 44,8 puntos, cifra que se sitúa por encima de su media histórica (26,3).
El optimismo con respecto a la situación del mercado financiero se ha consolidado, incluso en un entorno en el que ni la producción industrial ni los pedidos han mostrado aún una clara tendencia al alza.

El instituto Zew destaca que los expertos encuestados también muestran un aumento de la confianza en la evolución del sector bancario, lo que puede ser interpretado como una señal positiva con respecto a las futuras condiciones crediticias de las entidades.

El presidente del instituto alemán, Wolfgang Franz, destacó que la evaluación de los expertos indica que la recesión se está ralentizando y subrayó que éstos prevén "tendencias de recuperación a finales de año".

"Este cauteloso optimismo no debe ser destruido por proyecciones demasiado pesimistas", aclaró Franz, quien subrayó que la evaluación de la actual situación económica de Alemania registró en junio su primera mejora desde septiembre de 2008.