Se intuye la luz al final del túnel… Pero todavía quedan borrascas en el horizonte. Wall Street reduce su optimismo después de conocer que el IPC de marzo cayó un 0,1% -mientras el mercado esperaba una subida de una décima-. También el gigante del consumo Wal Mart advierte de que todavía son tiempos difíciles y aunque las cuentas de Intel son mejor de lo esperado, la compañía no se arriesga a dar previsiones. Así las cosas las ventas son mayoritarias al toque de campana: el Dow Jones cede un 0,47% hasta los 7.882 puntos, el Nasdaq se deja un 1,09% hasta los 1.607 puntos y el S&P 500 recorta un 0,58% hasta los 836 puntos.
No hay que tirar las campanas al vuelo. En los últimos días un cierto optimismo parecía sobrevolar el imaginario colectivo norteamericano: los bancos prevén buenos resultados –Goldman Sachs y Wells Fargo ya los han confirmado-, el presidente del país Barack Obama mantiene que están en el camino correcto para salir de la crisis, el presidente de la Reserva Federal se mostraba también optimista… Pero –casi siempre hay un pero- hoy el énfasis de optimismo se aplaca y se impone la prudencia. 

Dos focos de atención este miércoles, por un lado el ámbito macroeconómico y por otro los resultados empresariales. En el primero, el IPC estadounidense cayó un 0,1%, si bien la previsión de los expertos era que subiera un 0,1%. En términos interanuales, los precios registraron en marzo un descenso del 0,1%, frente a la caída del 0,1% que esperaba el mercado. Además, según la MBA disminuyeron las solicitudes de préstamos hipotecarios presentadas en Estados Unidos durante la semana pasada, cayeron un 11%. También se conoció el dato de producción industrial al otro lado del Atlántico, en el mes de marzo cayó un 1,5%. 

El dato más positivo es el índice Empire State de actividad manufacturera del estado de Nueva York que mejoró con fuerza en abril al situarse en -14,65 puntos desde los -38,23 enteros del mes anterior. El dato es mucho mejor de lo esperado por el mercado que temía una lectura de 35 puntos negativos. Hay que recordar que por debajo de cero, el resultado significa que hay más firmas que creen que la situación va a empeorar que las que opinan que mejorará.

Gráfico Dow Jones



Fuera del ámbito macroeconómico la protagonista principal es Intel que recorta un 4,68% a 15,26 dólares en la apertura. La compañía hace públicos sus resultados y esquiva el temporal en lo que a números se refiere. El mayor fabricante del mundo de semiconductores, ganó 647 millones de dólares durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 55% respecto del mismo periodo de 2008. Su beneficio por acción quedó en 11 centavos y aunque tanto esa cantidad como la ganancia neta suponen la mitad de lo logrado hace un año, representan un incremento del 175% respecto al trimestre anterior (los tres últimos meses de 2008). Estos resultados son mejores de lo esperado por los analistas pero lo que no sienta bien a los inversores es el hecho de que Intel no haga públicas sus previsiones de negocio, esa falta de concreción hace desconfiar al mercado sobre la posibilidad de que la situación económica se recrudezca. 

En esta misma línea a disparado hoy Wal Mart, su presidente ejecutivo advierte de que la tensión en la economía es patente y no prevé que el fin de la recesión esté cercano. El gigante del consumo contribuye también a acrecentar las dudas en el parqué. Sus títulos se dejan un 0,43% hasta 50,90 dólares. En el sector, Home Depot cede un 0,51% a 25,21 dólares, JC Penney resta un 2,31% hasta 24,99 dólares, Costco retrocede un 0,22% a 45,25 dólares y Kroger pierde un 1,06% a 20,50 dólares.

Los inversores estarán pendientes también de otras compañías del ámbito tecnológico además de Intel, y es que Yahoo podría anunciar una nueva ronda de despidos que afectaría a cientos de empleados de la compañía, que se sumarían a los 2.400 empleos eliminados en el transcurso de 2008. Sería la primera medida de esta índole desde que Carol Bartz asumiera el cargo de consejera delegada en enero, según informa el diario 'The New York Times', que cita a fuentes conocedoras de la situación. Los títulos de Yahoo pierde un 1,07% a 13,92 dólares, mientras Microsoft pierde algo más, un 2,12% hasta 18,94 dólars. Y Google por su parte suma un 0,66% hasta 371,36 dólares.

Atención también este miércoles a eBay que anuncia una separación de su unidad de telefonía por Internet Skype a través de una oferta pública inicial de acciones. Se especula con la posibilidad de que de este modo el portal de subastas abra la posibilidad para que algún comprador presente una oferta por Skype. Los títulos de eBay recuperan un 0,14% a 14,40 dólares. Además mientras intenta deshacerse de esa unidad, confirma que ha alcanzado un acuerdo para adquirir una participación de control en Gmarket, el mayor sitio web de subastas en línea en Corea del Sur.  Aún en el ámbito tecnolóigico, At&T Wireless llama la atención al encontrarse en negociaciones para conseguir una ampliación hasta 2011 del contrato en exclusiva que disfruta para vender el iPhone en exclusiva en EEUU. Sus títulos avanzan un 0,75% hasta 25,47 dólares y los de Apple se dejan un 0,6% a 117,55 dólares. 

Un día más habrá miradas para los dos eternos sectores que están en el ojo del huracán: el financiero y el automovilístico. El gobierno del presidente estadounidense Barack Obama evalúa divulgar algunos resultados de las pruebas de resistencia que se les realizan a los 19 bancos más grandes del país, afirmaron fuentes al tanto. La decisión podría ayudar a hacer una distinción más nítida entre los bancos que gozan de buena salud y los que no. De momento los resultados que hacen públicos las grandes entidades son positivos, ayer Goldman Sachs daba una alegría al mercado con sus números aunque después anunciaba una ampliación de capital por valor de 5.000 millones de dólares. Hoy sus títulos suben un 0,40% hasta 115,57 dólares. En el sector, JP Morgan retrocede un 1,14% hasta 30,55 dólares, Morgan Stanley cede un 2,37% a 23,11 dólares, Citigroup rsta un 5,99% hasta 3,77 dólares, Wells Fargo se deja un 2,79% a 17,76 dólares y Bank of America pierde un 5,85% hasta los 9,50 dólares. 

En el ámbito automotriz, según Financial Times, el sector de suministro de componentes de automóviles de Estados Unidos pedirá más ayudas públicas de ese país, lo que incluye incentivos para inversores de capital riesgo, así como poder acceder al sistema de créditos del Tesoro. El Gobierno ya ha aprobado avales de crédito público por valor de 5.000 millones de dólares para los proveedores de General Motors y Chrysler, según el diario pero parece que no es dinero suficiente para ocuparse de todos los problemas. Así las cosas, General Motors avanza un 2,81% a 1,83 dólares, Daimler se revaloriza un ligero 0,06% hasta 32,60 dólares y Ford recorta un 2,09% hasta los 4,21 dólares.