El ISM manufacturero de EE UU se situó en 55,9 el pasado diciembre frente a unas previsiones de 54,3 y de 53,6 un mes antes. Asimismo, el ISM de precios pagados alcanzó 61,5 mientras que el mercado estimaba una cifra de 57,2. Por otro lado, el gasto de construcción fue ligeramente peor de lo esperado, al bajar un 0,6% desde un darto plano anterior y al -0,5% previsto.