El presidente de BBVA, Francisco González, se mostró hoy convencido de que el banco saldrá "fortalecido" de la crisis y pronosticó que "sólo algunas entidades" se mantendrán tras la "verdadera revolución" a la que se enfrenta el sector.
González aseguró que "ante el entorno más difícil y complejo" BBVA extremará "la prudencia" para fortalecer aún más su situación, y vaticinó que la banca del siglo XXI se enfrenta a una revolución basada en la innovación y la tecnología" a la que "sólo llegarán algunas entidades". "Y BBVA, ya está en el camino", dijo.

Según argumentó, BBVA saldrá fortalecido del actual entorno porque cuenta con una estrategia diferencial, más vigente que nunca, sostenida en tres pilares: los principios, las personas y la innovación.

"Estos tres pilares sustentan un modelo de negocio ganador, muy robusto, caracterizado por una posición corporativa con un fuerte enfoque minorista y diversificado; una prudente gestión del riesgo, una estricta gestión de costes y una gestión de balance muy disciplinada", explicó.

Las fortalezas de la entidad se basan en la recurrencia de ingresos, en la obsesión por la mejora continua de la eficiencia y en la gestión prudente del riesgo, puntualizó González, para quien estos factores "otorgan una elevada capacidad de generación orgánica de capital" lo que permitirá "seguir siendo una referencia en Europa".

El presidente de BBVA destacó la importancia del negocio en España fundamental para el crecimiento del banco, sobre todo en el entorno actual. En su opinión, es preciso "reforzar" el liderazgo del banco "como primera franquicia" en España, y, en ese objetivo, "el País Vasco tiene un papel fundamental".

González viajó a Euskadi para entrevistarse hoy con el lehendakari, Patxi López, y reunirse con el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, a los que trasladó el compromiso del banco con las empresas de la Comunidad, en la que mantiene un volumen de negocio que supera los 26.000 millones de euros.

Además, el presidente de BBVA mantuvo diversos encuentros con empresarios, accionistas e integrantes del equipo directivo de BBVA. Durante la reunión con los dirigentes del BBVA, destacó que la entidad "mantiene su comportamiento diferencial" gracias a "un modelo ganador" que consiguió, en 2008, que el banco tuviera "una trayectoria sostenida de resultados".

Apuntó que esta senda "se mantiene" en el primer trimestre del actual ejercicio, en el que el banco obtuvo unos "excelentes resultados", hasta lograr un beneficio atribuido de 1.238 millones de euros.

González, que estuvo acompañado por el director territorial norte de BBVA, Vicente Mestre, afirmó que el 95% de las grandes empresas del País Vasco son clientes de la entidad y ésta posee "una elevada cuota en el sector de las instituciones, tanto públicas como privadas".