Goldman Sachs espera ahora una recesión económica en EEUU en 2008, con caídas en el Producto Interior Bruto (PIB) durante el segundo y tercer trimestres. Por ello, el banco ha rebajado su previsión para el crecimiento del PIB en 2008 del 1,8% que estimaba anteriormente al 0,8%. La razón es que considera que los males que aquejan al sector inmobiliario seguirán afectando a la economía real, al mercado laboral y a los mercados financieros.
En cuanto al precio del dinero, el equipo de investigación económica de Goldman espera que los tipos de interés de la Reserva Federal se sitúen en el 2,5% durante la segunda mitad del año. Hasta ahora fijaba su cálculo en el 3%. Cree que el banco central estaunidense rebajará las tasas del 4,25% al 3,75% en la reunión de enero.