Los riesgos de recesión de la economía de Estados Unidos derivan principalmente de los problemas de los mercados financieros, pero estos problemas no justifican todavía que se pueda predecir que se producirá una recesión, dijo hoy el presidente de la Reserva Federal de San Luis, William Poole.
'2008 parece que será un año de mayor crecimiento, declaró en un encuentro de gestores financieros en San Luis. 'Las analistas económicos prevén una expansión lenta en el primer semestre del año y un mayor ritmo en el segundo semestre, apuntó. Aunque esta sigue siendo la opinión oficial de los responsables de la Fed, al menos en sus comparecencias públicas, los analistas privados se manifiestan cada vez más pesimistas, y varios de ellos han dicho ya que Estados Unidos está a punto de entrar o se encuentra inmersa ya en una recesión. Por su parte Poole apuntó que es demasiado pronto para decir ahora mismo si la situación del sector inmobiliario arrastrará al resto de la economía a una recesión generalizada. Poole dijo sobre la crisis del sector hipotecario subprime que vio 'prestatarios que no pueden devolver sus deudas, agentes de hipotecas que están concediendo préstamos inadecuados a la gente, e inversores que no han hecho sus deberes. Por desgracia, todos estos son errores familiares de los que se deben volver a aprender varias lecciones, explicó.