El consorcio automovilístico estadounidense General Motors registró unas pérdidas netas de 3.251 millones de dólares (2.097 millones de euros) durante el primer trimestre año, lo que supone multiplicar por más de 77 los 42 millones de dólares (27 millones de euros) de 'números rojos' del mismo periodo de 2007, mientras que a perímetro constante las pérdidas se situaron en 350 millones de dólares (225 millones de euros), es decir, 35 veces más que el año anterior, según informó hoy la compañía.
La multinacional con sede en Detroit sha señalado que estas pérdidas netas incluyen una carga negativa de 1.450 millones de dólares (935,4 millones de euros) correspondientes a la división financiera GMAC, así como un cargo de 731 millones de dólares (471 millones de euros) destinado a cubrir los costes del apoyo financiero de General Motors al plan de retorno a la rentabilidad del fabricante de componentes para automóviles Delphi.