La economía estadounidense registró sólo un leve crecimiento en el primer trimestre del 2008, debido a los efectos negativos de los problemas en el sector de la vivienda, la debilidad en los gastos del consumidor y la disminución en los gastos de las empresas.El producto interno bruto creció a una tasa anual ajustada por factores estacionales del 0,6% entre enero y marzo, según han informado este miércoles el Departamento de Comercio en su primera estimación para el PIB de ese trimestre. El aumento en los inventarios ayudó a impedir que se registre una contracción en el período. El crecimiento coincidió con la tasa del 0,6% del cuarto trimestre, pero fue claramente inferior al 4,9% del tercer trimestre.
Los economistas esperaban una expansión del 0,6% en el primer trimestre, según una encuesta de Dow Jones Newswires. El dato de crecimiento del PIB de EEUU se ha publicado horas antes de que la Reserva Federal (Fed) haga pública su decisión sobre tipos de interés y refuerza la idea de que los recortes de tipos podrían estar tocando a su fin, puesto que la institución presidida por Ben Bernanke podría concentrarse en el control de la inflación si se aleja el fantasma de la recesión.