Wall Street retorna al signo positivo. Parece que el miedo a la recesión se repliega por el momento y, los buenos datos de empleo del sector privado y el crecimiento mayor de lo esperado del PIB en el primer trimestre logran devolver el optimismo a los inversores, que impulsan las órdenes de compra a pesar de los malos resultados anunciados por algunas compañías. La primera estimación del PIB del primer trimestre fue mejor de lo previsto, con un crecimiento del 0,6%, por encima del 0,5% esperado. Los futuros del Dow Jones suben un 0,14% hasta los 12.844 millones de euros, mientras que los del S&P 500 avanzan un 0,25% hasta 1.394,90 enteros. El Nasdaq 100 se revaloriza en la preapertura un 0,19% hasta 1.937,21 puntos.
En el apartado macroeconómico, la mirada de los inversores estará hoy puesta en las decisiones de política monetaria de la Fed. Los analistas esperan que la Reserva Federal continúe su política de rebajas de tipos, y bajen el precio del dinero hasta el 2% desde el 2,25% actual. Antes, el informe ADP de empleo había tranquilizado a los inversores al mostrar que las empresas estadounidenses crearon 10.000 nuevos trabajos en abril, después de que en el mes anterior se creasen 3.000 nóminas. Además, la primera estimación del PIB del primer trimestre fue mejor de lo previsto, con un crecimiento del 0,6%, por encima del 0,5% esperado.