El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dirá el jueves a los legisladores que el complejo sistema financiero del país es "demasiado inestable" y necesita urgentemente estándares mucho más sólidos y basados en el sentido común que pongan bajo supervisión todos los productos financieros. "Necesitamos estándares mucho más sólidos para la apertura, transparencia y un lenguaje simple y con sentido común en todo el sistema financiero", señalará el funcionario ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara baja, según su testimonio preparado de antemano.
"Y necesitamos una supervisión fuerte y uniforme para todos los productos financieros que se comercializan a los consumidores e inversionistas, y una aplicación estricta de las normas para garantizar la total responsabilidad de aquellos que violen la confianza pública", agregó el funcionario. Durante la audiencia, Geithner planea hablar sobre los planes del Gobierno del presidente Barack Obama para reformar las regulaciones financieras estadounidenses. 
Afirmó hoy que se necesitan unas nuevas y amplias "reglas de juego" para asegurar que el sistema financiero esté regulado lo suficiente como para que no vuelva a amenazar a toda la economía.Las quiebras y rescates financieros del último año y medio reflejan que hacer ajustes marginales no funcionará, dijo el responsable de Economía de la Administración Obama en su discurso preparado para una presentación ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes del Congreso. Por lo tanto, son necesarios cambios de gran calado para imponer un único regulador sistémico sobre los participantes del sistema financiero, sostuvo.

Bajo el plan, el Gobierno de Obama está buscando eliminar vacíos regulatorios con el fin de impedir sacudidas al sistema financiero, aumentar la protección al consumidor y los inversionistas, mejorar la coordinación internacional y colocar bajo supervisión federal más productos financieros complejos. Geithner indicó que el Gobierno está desarrollando un plan para impulsar la regulación del consumidor y el inversionista, así como una nueva iniciativa "para tratar temas sobre la supervisión prudencial, los paraísos fiscales y el lavado de dinero en jurisdicciones débilmente reguladas".

Geithner agregó que el sistema financiero necesita una entidad única que supervise los riesgos que enfrenta. Además de supervisar a las firmas sistémicamente importantes, esa entidad tendría la autoridad para vigilar los sistemas de pagos y compensación sistémicamente importantes, dijo Geithner, quien describió como fragmentada la autoridad federal sobre los segmentos de acuerdos de canje por incumplimiento crediticio y otros derivados que se negocian en los mercados extrabursátiles.

Adicionalmente, Geithner señaló que todos los asesores de fondos de cobertura que administren activos superiores a cierto límite deberían tener la obligación de registrarse en la Comisión de Bolsa y Valores. "No hay datos disponibles confiables y extensos que permitan determinar si (los fondos de cobertura) representan individual o colectivamente una amenaza para la estabilidad financiera", dijo Geithner. "Sin embargo, tras el episodio Madoff, está claro que, con el fin de proteger a los inversionistas, debemos cerrar las brechas y debilidades en la regulación de los asesores de inversión y los fondos que manejan".

Adicionalmente, el Tesoro quiere que la SEC fortaleza el marco regulatorio para los fondos del mercado de dinero.