Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos experimentaron un ascenso durante la semana pasada, mientras que las solicitudes totales subieron a un récord de más de 5,5 millones, lo que sugiere que la economía sigue eliminado empleos a un ritmo acelerado. Durante la semana que finalizó el 21 de marzo, las solicitudes iniciales aumentaron en 8.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 652.000, informó el jueves el Departamento de Trabajo.
Los economistas de Wall Street esperaban un ascenso de 9.000 para la semana pasada, según una encuesta de Dow Jones Newswires.

El promedio variable de cuatro semanas para las solicitudes iniciales, que los economistas utilizan para determinar las tendencias subyacentes del mercado laboral, descendió en 1.000 a 649.000, su primera disminución en 10 semanas, pero aún cerca de los máximos de un cuarto de siglo.

El número de trabajadores que recibieron beneficios por seguro de desempleo durante más de una semana ascendió en la semana al 14 de marzo, el último período para el que la cifra está disponible. La cifra, conocida como las solicitudes continuas, creció en 122.000 a 5.560.000, su nivel más alto desde que el Gobierno comenzó a hacer un seguimiento de las cifras en 1967.

La tasa de desocupación para los trabajadores con seguro de desempleo aumentó 0,1 puntos porcentuales al 4,2%.

Las cifras del jueves incluyen nuevos cálculos utilizados por el Gobierno para contabilizar fluctuaciones estacionales. Esos ajustes por factores estacionales se remontan al 2004, pero según un funcionario del Departamento del Trabajo, no tienen un efecto sobre los números en una u otra dirección.